martes, 15 de marzo de 2016

Distancias y Espacios ( PAREJAS )

Hoy os quiero hablar de la distancia y el espacio.

No, no es ni física, ni química  jejeje!!

Mi pareja y yo nos conocimos por internet y entre otras cosas, pasamos mucho tiempo separados. Eso, hacía que nos deseáramos más, que nos echáramos de menos e incluso, que nos buscáramos más el uno al otro. Vamos, que fundíamos el teléfono y los mensajes con tal de saber del otro. El interés era tal, que a veces nos llamábamos demasiado pero los meses pasaban y no nos veíamos lo suficiente.
 Un día , hablando de su ciudad , ( él es almeriense y yo catalana , de raíces africanas ) me preguntó si quería que nos conociéramos y yo ni corta ni perezosa le dije que si, pero el insistía en que fuera yo para allá pero yo no me veía sola en una ciudad intentando conocer a un chico y lo que me aconsejaron es que viniera él y así saber si estaba realmente interesado y mi sorpresa es que hizo el viaje por la noche de 14 horas solo para verme cuando el lunes trabajaba por la mañana y vino un sábado. ¿No es adorable?



Y desde ese día ya han pasado 7 añicos!!! Pues bien, en todo este tiempo tengo que decir que nos veíamos más bien poco hasta que el al final me pidió que fuera a vivir con él.
Una vez empiezas a vivir con tu pareja, os veis todos los días. Puede que si los dos trabajáis , sea más complicado veros de lo que parece , pero si uno de los dos no trabaja como fue nuestro caso al empezar a vivir juntos, todos los días , a las horas de las comidas y los findes , es más probable que os veáis y eso si él no trabaja por las noches.
Poco se habla de la gran parte que las mujeres nos pasamos solas en casa (si no trabajamos) aunque desde de mi experiencia, es difícil al principio no sentirte sola en una nueva ciudad en la que  no conoces apenas a nadie y que para colmo, a tu pareja casi ni la ves. Al principio te invade una especie de nostalgia y querer estar con tu familia y hablar de tu familia es tu orgullo más preciado y conforme van pasando los meses vas conociendo gente nueva, los amigos de tu novio y gente a la que vas agregando. (Amigos de amigos…etc.)
El caso es que cada vez os veis más, y os tiráis el primer pedo que es como algo muy normal para ellos pero en tu caso es como, oh! dios mío! ¿Qué pensará de mí? Pero con el tiempo hasta los eructos son algo normal y entrar en el baño cuando el otro está, ¿Qué me decís? Yo tengo que reconocer que cerraba con cerrojo para que no entrara, lo cual no es lógico si te ha visto hasta el toto en la cama, ¿no creéis?


Poco a poco las salidas a comer con los amigos se reducen y los días de manta y pelis son más habituales,

 y empiezas a sentir que pasáis mucho tiempo juntos y es que cuando llevas mucho tiempo con tu pareja y los 2 habéis quedado en paro, como podría pasar, el face to face es todos los días y empiezan a surgir manías.
Yo no sé vosotras pero eso de que acabas de limpiar la mesa y al rato está llena de migas y que no lo recoja es insufrible para mí. El baño, ¿cuantas veces le repetí que bajara la tapa? Tropecientasmilveces. Los vaqueros tirados por la habitación… otras millones de veces más.
El caso es que cada vez empiezas a pensar que todo sería más fácil si te ayudara con tareas de la casa y te propones hacer las tareas entre los dos y así, hacerlo más llevadero. Tengo que decir que tengo suerte de que cuando le dices que te ayude, te ayuda, pero a los 5 minutos, otra vez, vuelta a limpiar. Total, que al final la única solución es hacerlo sola y más rápido.


Un día después de tanto darle vueltas, me iba a dar algo tenerlo todo el día en casa hasta que decidí mandarlo a la calle y Sí, chicas, es lo mejor que puedes hacer si tu chico no es un manitas con las tareas de la casa pero si para arreglar cosas y cocinar. Así, tienes tu espacio y él, el suyo.

….y armonía…


Pero luego pasan los meses y le sale un trabajo fuera de vuestra ciudad y te das cuenta que le echas de menos, que todo lo que hacía un estropicio, lo echas también de menos, en definitiva, amas su desastre. Y no, chicas, no estáis locas, es que como iba diciendo al principio, los espacios en la pareja y la distancia, hace que nos cojamos con más ganas oye.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada