jueves, 8 de septiembre de 2016

Segunda oportunidad.

Aquella chica, tenía una actitud ante la vida, admirable, aunque por dentro se estuviera rompiendo, aunque ella en su interior, casi estuviera de rodillas esperando un rayo de luz, ella siempre echaba hacia delante, como jamás lo vi en cualquier persona. Lo cierto es que por aquella época apenas tenía 23 años y nos llevábamos casi como hermanas. 

Aquella chica, pasaba por una época más bien mala que no se la deseo a nadie. Sin embargo, ella sacó garra y lleva un porrón de años con su pareja a la que ella quiere con devoción y él a ella.

Aquella chica y yo, finalmente por culpa de una tercera persona a la que no pienso nombrar porque no lo merece, hizo que nos separáramos y pensáramos mal de la otra, en definitiva, que discutimos y nos distanciamos perdiendo así nuestra estrecha amistad.

Casi más de 3 años después, por cosas del capricho, nos ha juntado otra vez y volvemos a compartir con nuestras parejas momentos inolvidables.

Es admirable como se aman esa pareja, a pesar de todas las adversidades, la enfermedad, y las amistades. Siempre han estado juntos y ahora se adoran más que cuando se conocieron. Ella siempre preocupada por él, y el siempre haciéndole detalles. Que queréis que os diga, es adorable ver como se aman y se defienden el uno al otro sea quien sea que les ponga una traba. Se defienden con carne y uña. Y eso, es de mucha honra.

solíamos quedar para contarnos nuestros problemas , solíamos hablar de todo y ella , con su desparpajo, siempre me hacia reír. íbamos de aquí a allá, tomábamos algo, cenábamos los cuatro , salíamos bailar ... Infinidad de cosas y aun con tantos problemas por los que pasamos , nos hemos dado una segunda oportunidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario