jueves, 13 de octubre de 2016

Ya no.


¡Hola mis lectores y seguidores!



Imagen de Keren Turmo

Ya no resplandeces en mi rostro,
No me haces exudar sudor,
No me brillas a horas tempranas,
Ni resplandeces con el contacto del cristal de mi ventana.
Te nos has ido,
Pero has estado ahí desde mayo
Y aun en octubre seguías iluminando mis días.
Como si no hubiera un mañana,
Como si me obligaras a aprovechar los días,
Sabiendo que me gustan los días azulados,
Sabiendo que los días grises
Son nubes en mi corazón.

Ya no impregnaras tus rayos en pieles ajenas,
Ya no bañaras las aguas cristalinas,
En su lugar los días serán húmedos,
Secos y
Con algo de suerte,
Llenos de aguaceros que rociaran los invernaderos,
Los campos,
Las calles transitadas…
Haciendo que la que gente tenga que resguardarse en algún lugar
Donde no haga ese frío,

Causado por la lluvia. 

2 comentarios:

  1. Melancolía... u.u
    Me ha gustado, se puede sentir eso: Melancolía al leer...
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Helena!
    exactamente, se me va el sol y los dias de calor... pura melancolia jjeje pero es una melancolia poco dañina jajaja Estoy contenta de que te guste y gracias por pasarte. abrazos de retorno. jeje!

    ResponderEliminar