sábado, 5 de noviembre de 2016

Carta a una amiga

Imagen de Kirsty TG



Querida amiga:

Quisiera decirte que te tengo rabia por no dejarme ver los dibujos de la televisión y cambiar siempre de canal. Por chincharme y decirme que soy recogida de un vertedero. No contenta con eso, jugábamos juntas con los patines, me caía y te reías de mí. Todo eso lo viví con mucha intensidad. Aun con todo, me aconsejabas, me cuidabas, me defendías de los mayores. Todavía recuerdo tu sonrisa burlona cada vez que te preguntabas porque tomabas tanto cola cao y tú, ni corta ni perezosa, decías: “para ser negra “

Quisiera decirte que cuando nuestras madres tuvieron aquella discusión deje considerarte mi amiga pero jamás pude sacarte de mi mente, nunca pude dormir por las noches como cuando dormíamos juntas en casa los tres por la noches de pequeños. Tú cuidabas de mí, por el terror que le tenía a la oscuridad. Fuiste mi ángel de la guarda. Por eso no te pude sacar de mis entrañas. Sin ti, iba cojeando por la vida, sufriendo la morriña más grande que pudiera padecer una niña de 7 años.

Hablábamos por teléfono, porque mi madre conoció a un hombre con que se iba a casar y nos mudamos a otro piso. ¿Te acuerdas lo que lloré? Hay fotos de todo eso amiga, no quería perderte, eras mi única amiga, mi mejor amiga. Yo, necesitaba tenerte cerca, necesitaba tus consejos, tu protección, tu presencia… cuanto te he echado de menos amiga, he llorado mares, intentado buscarte en ese mar, encontrar tu mirada como otro  día cualquiera.

Las mañanas contigo eran sin iguales siempre habían sonrisas, alegría, risas, junto con `Chus´, los tres siempre estábamos juntos. ¿Te acuerdas amiga?

No pude sacarte de mi corazón. Me aceptabas tal como era, jamás me juzgaste, podías chincharme pero nunca para un mal mío.  

Quería decirte que ya crecí , amiga mía te estuve esperando toda la vida y no sabes la alegría el encontrarte en las redes sociales y volver a recordar viejos tiempos. Ha sido como volver a recomponer mi corazón. Aun que te siento un poco más cerca y de vuelta a mi vida, la distancia vuelve a ser nuestro gran impedimento.
Como deseo abrazarte…como deseo conversar contigo…

Esperare otra vez , a que la dicha quiera de nuevo,  volver a juntarnos.  



5 comentarios:

  1. Benditas Redes Sociales!!! No cabe duda que tienen mas fuerza sus lados positivos. Felicidades a vos por tal momento gratificante, que si bien parece un poco agridulce, pues ya es un dulce, y no es amargo :D
    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Helena!
    No sabes lo agradecida que estoy con algunas redes sociales por estos sucesos porque te brindan alegrias que te hacen rememorar recuerdos con gente que hacia la tira que no veias y que seguro , suele pasar, ni te acordabas. A esta amiga , en concreto, le tengo mucho aprecio y la verdad fue como agua bendita para mi.
    Si que es verdad que las redes tienen su lado positivo. ( eso que me llevo )

    Gracias tu felicitación. seguro que tu también te has reencontrado con alguna vieja amiga, ¿no?

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, lamentablemente aun no, pero no pierdo las esperanzas ;D

      Eliminar