domingo, 18 de diciembre de 2016

Reflexiones familiares en estas fiestas.

¡Hola seguidores , lectores habituales y nuevos lectores!



Imagen propia


“…Siempre tuvimos esa conexión ella y yo…” pero también es verdad que ella es de una manera y yo de otra. Podemos entendernos pero no llegar a un acuerdo.

¿Qué me decís de la gente que acaba perdonando todo aun si tiene razón o cómo si no? Me he convertido en la de la familia que perdona todo aun si lo que me hayan dicho, me ha dolido todo vale cuando ellos me hacen algo, pero ten cuidado si eres tú la que haces algo. Te sentencian de por vida.

Mi marido siempre me dice que deje de darle tanta importancia a mi familia y algo de razón lleva puesto que no se dignan hacer una triste llamada y me proponen que vaya unos días a verlos. Ahora llegaran las fiestas y me pondrán las mejores de las sonrisas y la única llamada al año deseándome lo mejor. Pues que queréis os diga, me fastidia porque da la sensación de que el resto del año no he existido para ellos.
Hay quien dirá que al haberme ido yo de mi tierra, Barcelona, debo ser yo la que llame, pero es que siempre llamo yo. Ya puedo estar ocupada que siempre saco tiempo para todos ellos. ¿Porque ellos no pueden hacer lo mismo?

 Mi madre nunca fue muy habladora conmigo por muy unidas que estuviéramos en cierta época de mi vida.  Me duele que no le dé el mismo significado que le doy yo a el que nos llevemos bien. Yo no disfruto hablando por mensaje con ella ni con nadie. Al decir verdad, lo encuentro frío, distante y falso. Tantas cosas se pueden decir sin sentirlo… sin embargo una llamada puede revelar más cosas en una persona, si está alegre, triste o de mal humor.

Yo no soy de si tengo un problema callármelo ya que durante una larga etapa de mi vida, me callaba muchas cosas. Prefiero buscarle una solución junto con mi marido, y sí, es cierto, a veces me hace darle más vueltas de las que se merece algún tema en concreto. Pero si algo tiene el relacionarse con alguien por teléfono o en persona , es que podéis hablar de cualquier otra cosa que no sea el problema y cambiar tu día a mejor no obstante , recibo descuelgues del teléfono fijo y un colgar en vez de explicar que ocurre.  No sabéis lo que me hace sentir. Como que la que tiene la culpa de que se encuentre así es mía o tal vez soy un estorbo en la vida de mis familiares.

No todo es malo y todos los que me seguís sabéis que he hablado maravillas de mi familia pero, si yo puedo aparcar por un momento mis problemas para hablar contigo, ¿Por qué tu no?
Me pasa con todo el mundo, esa persona no merece tu desprecio pero si ya que te interesas por esa persona que ni siquiera se digna a llamarte…

¿Quizás sea un estorbo en mi familia?

Lo lógico sería pagar con la misma moneda , al fin y al cabo , que más dará si llamo o no. Ellos no llaman ¿no?



Para los que estáis al tanto de mis escritos , historias y demás tenéis que saber que pronto habrán más historias. Dejadme que me ponga al día y pronto habrá más que contar. 

2 comentarios:

  1. Hola Keren.

    En estas fiestas navideñas se da la circunstancia de que todos tenemos los mejores deseos y eso no es malo, el problema como señalas es que el resto del año deberíamos seguir el mismo comportamiento.
    Por otra parte tu entrada al blog es muy personal y valiente, gritar al mundo tus sentimientos es lo que dan personalidad a tus escritos.
    Esperando tus nuevos relatos desde ya mismo, te mando un gran abrazo Keren.

    ResponderEliminar
  2. Hola Miguel!
    Como bien dices es un acto que deberíamos de hacer todo el año pero esto, ya se pasa de rosca. Por lo menos, en mi caso.
    Gracias por tu atención en mi blog y lectura. Muy pronto estarán los relatos e historias. Feliz noche!

    ResponderEliminar