miércoles, 12 de abril de 2017

Reflexiones de una mente inquieta.

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores!





La mente que tantas cosas calla, tantas cosas guarda, y tantos secretos albergan en su interior… 
¿Qué pasaría si un día no pudiéramos recordar o imaginar? 

No es extraño que te hayas dado cuenta de que todo lo que haces pasa por tu mente porque es así. En este momento, mis palabras borbotean en mi mente y salen disparadas por la yema de mis dedos presionando las teclas haciendo palabras y formando frases. Lo más probable es que pienses que es algo tan normal como respirar pero todo pasa por la mente. Hasta rascarse un ojo. 

Tiendo a recordar todo lo malo o a tenerlo presente a menudo pero digo yo que si no tuviera esos recuerdos, ¿de qué me acordaría? Pues muchos diríais que los recuerdos buenos y que fácil sería todo recodar siempre los momentos fructíferos porque al fin y al cabo, ¿a quién le gusta estar recordando siempre los momentos agridulces? A mí no.

Lo curioso es que no recordamos siempre cosas diferentes, siempre momentos de una época que son las mismas. Da la sensación de que recordamos muchas cosas pero no es así. No tengo un informe  que lo respalde pero os propongo el reto de que hagáis la prueba de recordar algo que le hayáis dicho a alguien e intentéis hacer memoria de si fueron recuerdos diferentes o fueron de un momento en vuestra vida en concreto en el que pasaron distintas cosas. ¿Entonces? Sí, siempre recordamos lo mismo. 

Aunque yo creo, desde mi punto de vista, que o puede ser porque fue algo tormentoso o fue un momento de nuestra vida al que nos gustaría volver, pienso que sea bueno a o sea malo. Son imágenes en nuestra mente que crean y relatan nuestra vida para formar nuestro presente. Que duro sería entonces no poder recordar ni tan si quiera lo que nos hizo sentir esa persona a la que tanto amor le teníamos o simplemente un suceso en el que nos reímos muchísimo. 

También casos en los que la mente, borra de nuestra mente algún momento inoportuno. ¿A alguien le ha ocurrido? La mente es tan sabía que para que no suframos lo olvida porque fue un suceso tormentoso. En cierto modo, es de ayuda y sabio. 

Echando mano de mis films de memoria, archivados en mi cerebro. No todo es o blanco o negro. Reconozco que aunque los malos pensamientos o recuerdos están presentes, ayudaron a que de algún modo me encontrara en este punto. Sea bueno, sea malo están guardados para la eternidad y si relatáramos nuestra vida, tanto buena como mala, podríamos sacar una de las mejores películas o quien sabe, un libro.

Todos somos conscientes de que el cerebro es un musculo y que hay que ejercitarlo. Pues añadámosle nuevos recuerdos para aplacar los malos y cuidémoslo, para tener un buen estado mental. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario