viernes, 23 de junio de 2017

Relato: El mundo al revés

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores!


El océano embiste el cayuco que a duras penas se sostiene por la fuerte marea mientras dos mujeres agarran con fuerza a sus hijos los hombres hacen presión contra las madres para no venirse abajo. Cinco hombres de los cuales no guardan parentesco con las mujeres y sus hijos pero, todo sea por ayudarse, por encontrar un futuro mejor en otro país, otra ciudad. 

Al otro lado del País, Mila no conoce la pobreza. Su tez es mixta, su vida ha sido y está llena de riqueza. Su llegada al otro lado del charco no fue con cayuco. En este momento está recogiendo un billete de avión para viajar a España en busca de otra vida.  Nuevos aires Nuevos estudios, y con algo de  suerte instalarse en alguna universidad de investigación en Andalucía como residente extranjero. Su futuro tiene rumbo, unos pocos colegas, todos la saludan, todos quieren tener conversación con ella, al decir verdad ella es una chica muy extrovertida, con alegría, llena de posibilidades, todo lo que uno podría esperar. 

En un barrio, algo más alejado, unos niños de apenas diez y seis años han crecido lo suficiente como para darse cuenta de que no es oro todo lo que reluce. Apenas consiguen pasar de mes, no pueden pagar las clases que les recomienda el profesor. Hace ya un año que se echaron en busca de un trabajo, sin estudios, sin lujos, sin oportunidades. El piso en el que viven apenas mide cincuenta metros cuadrados. La luz del alba les anuncia que no pueden rendirse, aunque sean rechazados en todos los trabajos, aunque solo sean los hijos de una mujer que hizo su viaje en busca de una vida mejor hace más de diez años en cayuco. La tristeza les invade, pero no deben quedarse en ella, no pueden dejar que la vida les azote demasiado, más el cansancio por las caminatas de un lugar a otro son tan solo el inicio de una mañana. Cuando llegan a casa y llega el fin de semana, encienden el televisor. Es Jay-Z y Beyoncé, los más cotizados, la polémica está servida. Apagan el televisor y ponen música, el calor es asfixiante, no alcanza para un aire acondicionado. Se hará lo que se pueda con un ventilador y la nevera casi vacía. Las facturas se amontonan… la señal de que hay trabajo en los invernaderos, es ya un blanco para todo extranjero. 

Mila recoge el correo del buzón, su revista de ciencia y consigo lleva las llaves de su habitación. Enciende el ordenador. Abre el correo y la bandeja de entrada está llena de mails. Publicidad. Su flameante vida, pero que con mucho esfuerzo ha logrado llevar a cabo tras años largos de estudios por fin daría su fruto. Al final del correo, en mayúsculas, un correo misterioso. Es la aceptación para un nuevo proyecto al que había intentado dar inicio desde hacía más de tres años y la consiguiente cifra en números redondos para llevarla a cabo. Iban a celebrar su triunfo esa misma noche porque la llegada de aquel acontecimiento, no era sino el inicio de un nuevo futuro que para gente negra como ella, diera impulso a seguir sus pasos con  en el mismo camino, o distinto, para hacerse hueco, en este mundo que a veces, tan mal logrado está, por no decir, siempre.



El Rincón de Keren
©Todos los derechos reservados

8 comentarios:

  1. Una historia conmovedora, es cierto que las oportunidades no siempre son las mismas para todo el mundo, me ha gustado tu manera de narrar dos vidas paralelas y muy diferentes y después unirlas. Un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María,
      Es cierto que las oportunidades no siempre son iguales para todo el mundo, además añadiría que , no a todo el mundo que sea negro, los tratan del mismo modo. Sin ánimo de encrucijar a nadie pero me he dado cuenta se valora más a un negro que tiene dinero que a uno que no. Entramos en otro tema pero es quizás también reflejado en el texto. Me alegra que te haya gustado. Intento experimentar con lo que me rodea. Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Una historia que engancha hsta el final, ademas muy bien narrada. Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola El desván de Vicensi,
      Muchas gracias, me alegra que te guste.

      Eliminar
  3. Muy bueno Keren. Como se suele decir parece que algunos han nacido con estrella y otros "estrellados". Has narrado muy bien las dos caras de una misma moneda, esa gente que va a buscarse la vida a otro país, pero es diferente para unos que para otros.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ziortza,
      Desde luego que sí, tienes toda la razón pero, más que diferentes, se nos hace creer que son diferentes pues primero hay que tratar como persona independientemente de su situación. Creo que todos sin distinción de razas queremos que nos traten así. Gracias por pasarte por mi humilde blog y comentar. Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Hola Keren, como tú muy bien has indicado, el color puede ser un problema,... pero el dinero y la posición social puede serlo todavía más. Un relato de contrastes que nos debe hacer reflexionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, El Baile del Norte. La posición social es algo que se puede comprobar hoy día a simple vista. Se le valora más a un negro con dinero como Jason Derulo, Beyonce o Alicia Keys y muchos artistad varios , que a un negro digámosle de a pie que no goza de esos privilegios. El dinero proporciona esa posición, pero también añado , que los medios también nos hacen creer que debe haber diferencias. Sé que la admiración y valorar pueden no ir de la mano pero en este caso, se ha perdido por el camino todos los valores. Gracias por tu presencia en mi blog, y perdona por mi tardanza. Un gran saludo!!!

      Eliminar