lunes, 19 de junio de 2017

¿Vendaval o primavera?

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores!



Dijiste que mis besos fueron el inicio de un amor,

¿Como debo sentir que aquello sería el motivo de que
Me llevara a ahogar mis pesares alimentándolos
con toda mi alma,
Con todo mi ser
Con el poder que esto causaba en mí?

Mis noches no fueron las mismas sabiendo que la luna nos unía
Mis días no eran los mismos sabiendo que me querías

¿Cómo iba a saber de aquellos amores tuyos primaverales o invernales?

Aunque estaban en el pasado,
El presente me obligaba a comparar.

Labios que se cruzan en una discusión
Derramamos lágrimas por un grito en el cielo

Nos amamos pero
 nos atormenta el pasado
Se nos hace duro el presente

Queriéndonos muy a nuestro pesar
Los pocos minutos juntos
Chisporrotean como dos gotas contra el cristal
Deberíamos admirar la mágia que entre nosotros se sucede
En mi interior y
En mis recovecos
Se suceden los sentires a golpe de latidos,
Se me hace un nudo en la garganta al sentir tu mano en mi cintura
Consigues hacer temblar las piernas
Más no puedo evitar que los problemas sean cosa del pasado
Deberías sentir con mis sentidos
Distintos cúmulos en mi interior
Dispuestos a derramarse por tu presencia
Basta una sonrisa para encender la hoguera del amor
Una caricia para prender mis ganas y
tan solo una palabra para destruirlo todo
Debería decirte que soy solo una estación primaveral
Debería huir del vendaval pero
Me aferro a lo que se hace eterno
Nuestro amor,
Nuestro cariño
Nuestras ganas por ver al otro en manos del uno
En manos del otro.

Si todo esto es más fuerte
Si todo esto lo puedes sentir,
No destruyas el jardín que hemos creado
Pues tras un vendaval
Difícilmente se puede reparar los destrozos
Ámame como cuando fue nuestro primer beso
Mas no dejes de besar por mucho que te lo diga
Niega todo inicio de enfrentamiento
Cállame con la caricia de unas manos ansiosas por hacerme ver que
Todavía me desean
No dejes que te anhele demasiado
Pues la espera a veces puede convertirse en el final
Encandílame al albor y
 Al atardecer resguárdame en tu regazo como si de una niña se tratara
No desistas en mis contradicciones
Cual sea que sean los motivos,
Siempre hubo una primavera en mi interior.

¡Amame!
¡Protégeme !
¡Permíteme!
Más no en demasía
Pues debe haber la cantidad justa
Para que a la simple falta
Nos echemos de menos y,
de las mismas ganas,
Juntos,
vayamos en busca del otro.




El Rincón de Keren
©Todos los derechos reservados

5 comentarios:

  1. Precioso Keren, se lee a un buen ritmo y hasta se hace corto. Expresas mucho en pocas letras y te felicito por ello, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Sara,
    Muchas gracias, eso intento. Me alegra que te guste. Abrazos!

    ResponderEliminar
  3. Es precioso Keren. Todo un placer leerte. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias El desván de Vicensi, por pasarte por esta entrada y comentar. Un beso de vuelta!

      Eliminar
    2. Gracias El desván de Vicensi, por pasarte por esta entrada y comentar. Un beso de vuelta!

      Eliminar