lunes, 9 de octubre de 2017

Liberosis incomensurable, excesos y la compresión


¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores!


©ELRINCÓNDEKEREN

Anclada a veces a lo bueno que en un pasado inconmensurable le retrocede y avanza como si su vida debiera ser analizada al detalle sin embargo las distintas visiones de como mirar al día, a la semana, o incluso al mes le asegura que debe mirar al hoy. Por otro lado, la absurda bofetada decadente por un pasado que en realidad fue duro la hacen viajar a mundos algo alterados a la realidad.

Exceso de presente … Exceso pasado…

Resultaba algo agobiante centrarse en un punto, ni tan siquiera en algo en concreto. Aquello le causaba una sensación de anclaje a otras vidas pasadas y la consecuente preocupación de un futuro que parecía irremediable, la angustiaba. Necesitaba olvidar el pasado y libertar el presente sin que ello le causara un sufrimiento inútil. Inútil por creer que su vida carecía de total fin. Pero lo cierto es que nada le impedía formarse o hacer cualquier agradable actividad. Quizás su vida estuviera limitada en algunos sentidos, pero libertad y poder realizar aquello que le movía el alma nunca se lo había impedido ningún fantasma del pasado y mucho menos le acusaba su presente.

En su vida quizás no contaba con aquellos a los que confidenciar las penas, pero la persona que más confiaba en ella la apoyaba en su más débil despertar y en su plena alegría por vivir. Vivir, eso es lo que quería. No mirar acciones, sino crear acciones en perenne. No luchar contra algo, sino dejarse llevar, fluir…por lo que en un estado de armonía consigo misma lograba entrever en un sentimiento de regocijo por eso, la vida:


...Emocionarse con la aurora de la mañana, pisar oyendo el crujir de las hojas otoñales, observar el aleteo de los gorriones, sentir la brisa de la mañana, escuchar música, descubrirse en lo que a uno le gusta, comprender que no se puede ser bueno en todo; pero que puedes ser bueno en otras, mejorar en aquello que te gusta, acariciar el lomo de tu perro más veces, sentir aquella canción meliflua algo sentimental que te llevaba a un estado sensitivo digno de traerlo de vuelta reiteradas veces. Acostumbrarse a que la comisura de sus labios le dibujaran inevitablemente una sonrisa revolviendo el estomago por un amor que vale la pena...
 . 
Comprendió entonces, que los estados de melancolía tan solo eran un estado de tiempo, que tarde o temprano se desvanecen pero que si se insiste en los buenos, el cerebro los busca como abeja a la miel y suele gustarle a casi toda la gente la miel.

Atravesando las tormentas, peregrinando en los recovecos del dolor, anidando la desidia … también existe el proceso de nuestra liberosis. Unas veces por hartura, por agenciarnos buenos hábitos, por estar más en contacto con lo que en realidad a uno le hace disfrutar a pleno pulmón. Si no existieran estas pequeñas dosis de éxtasis en forma de subidón de la alegría ¿Qué sentido tendría la vida? Y lo que es más importante ¿Por qué no querer prolongarlo? Al final y al cabo,

Todos queremos vivir en paz con nosotros mismos. 
                                                     Lo externo, llega solo y por añadidura.




 ©El Rincón de Keren

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Bitacora de mis pasiones,
      Muchas gracias por haberte impulsado a comentar y gracias por pasar por este rinconcito. Un saludo !!

      Eliminar
  2. Bueno Keren, hoy te has lúcido en la búsqueda de unas letras que rezuman armonía y calidad.

    El propio cerebro tiende a esconder los malos recuerdos y las malas experiencias para liberarnos y ser felices.

    Por otro lado, la felicidad no se puede valorar en toda su medida, hasta que no hemos conocido la desdicha.

    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel,
      Realmente creo que tienes razón. El dolor es una parte esencial en nuestra vida, diria o me atrevo a decir que sin dolor este mundo no tendría ese punto de felicidad o lo que conocemos como felicidad.
      Cierto es, como dices, que la felicidad no resume todo nuestro ser. tristeza, llanto, compasión, rechazo, dolor, impotencia, desgarro... también existen. Y por descontado, sin ellas la alegría no tendría ningún sentido.

      Gracias por comentar. Saludo!!!

      Eliminar
  3. Hola keren, bellas palabras, anclarse en un estado creo no es bueno, aunque si es bello recordarlos, sean buenos o malos. A mí en lo particular me gusta mucho recordar los momentos malos para medir hasta que punto soy capaz de resolver un objetivo o contratiempo, es decir me sirven de parámetros o metas, desde luego entre más contratiempos vayas superando, tu parámetro se irá elevando, te vuelves más fuerte y aumentas tu experiencia en la vida y como consecuencia vas creando tu futuro, no solo para ti sino para los seres que te rodean, por ende si anclas, la gente que te rodea puede terminar en la misma situación, como bien lo dices debemos liberar el presente para crear un buen futuro. Te felicito porque reflejas en la filosofía de tus palabras tu bella personalidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan,
      Estoy de acuerdo. En mi situación, he superado muchos de esos parametros que, mirando atrás, quizás uno puede pensar que es muy duro y entonces creo un poco más en mis posibilidades y me digo: "Si he superado esto, puedo con lo otro" pero, suele suceder que hasta que uno no se pone con eso que le perturba por creer que no lo puede solucionar le causa mucha angustia, así que, estoy contigo pues aunque suene repetitivo, es bueno mirar atras para mejorar ya no solo en un futuro. Hay personas que se quedan como congeladas o imperterritos a causa de algo que en realidad lo podría lograr ppara su bien o con facilidad lo puede superar pero el no intentarlo les inmobiliza. bueno, no saber lo que pasará es a veces un poco temeroso pero quedarse quieto, creo que asusta más. Gracias por pasarte por este rinconcito y dar tu opnion, Un saludo!!!

      Eliminar
  4. Hola Keren,
    Una reflexión muy inteligente. Me gusta mucho cómo describes las emociones interiores y el proyecto de trascendencia en el día a día, es algo a lo que creo que todos aspiramos pero un objetivo del que no siempre somos conscientes, al menos, intentamos proyectarnos parcialmente. Y la vida es tan bonita en el fondo...
    Gran post.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa,
      En efecto, todos aspiramos a sentir emociones interiores que nos hagan la vida no solo más llevadera , también viendola con los verdaderos ojos del alma. Gracias por decir que lo describo bien me tope con unas sensaciones muy bonitas en estos dias pero supongo que es la mejor manera de poder describirlo cuando lo sientes, además es como que trasciende porque cuando uno percibe o conoce o identifica esos momentos buenos, los busca. La vida es hermosa, puedo decir que sí. Un abrazo y gracias por pasarte.

      Eliminar
  5. Hola guapa, preciosa reflexión y muy interna, como siempre. Lo que está claro es que aunque no es bueno anclarse en los momentos malos, tampoco hay que olvidarlos porque son los que nos hacen ser personas más fuertes. Siempre hay que tener una visión de futuro positiva pero todo lo que nos sucede nos ayuda a definirnos como personas. Lo bueno y lo malo. Hay una frase en Alicia en el país de las maravillas que dice: no puedo volver a ayer, porque era una persona diferente entonces. Me ha recordado a tu relato.
    Un besito guapa, me ha encantado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria,
      Subscribo todo lo que mencionas ya que estoy de acuerdo. Pero a veces, uno lo hace como si le saliera naturalmente. No puede evitar echar la vista atrás y ser juicioso con su propia vida. A mi eso, me hace pensar que uno no es del todo consciente de lo bonito de la vida, por eso lo muestro de esta manera. Quizás no es demasiado revelador pero creo que uno se hace una minima idea de como encauzar ese sentimiento "Anclado". Todos podemos aprender de nuestros errores o nuestra experiencia. Lo importante es no dejarse llevar por los sentimientos contradictorios. Me alegra que te haya gustado esta entrada. Un saludo y feliz día!!!

      Eliminar