miércoles, 4 de mayo de 2016

De mí para mi y para quien lo lea.

Nunca he pretendido ser lo que no era, nunca he pretendido hacer daño a quien intentaba ayudarme pero irremediablemente estaba más llena de inseguridades, de dudas, arrepentimientos, situaciones que dejaban mal sabor de boca y rabia, rabia por que no sucedían las cosas como quería, que con solo preguntar una y otra vez porque me pasaba esto a mí, hacía que los que estaban a mi alrededor se preocuparan por mi más de lo normal pero poco a poco, también, se alejaban.



Sentía que nadie me comprendía, que no podía hablar con nadie, que nada lo hacía bien, pero sobretodo, que nada cambiaría porque no había solución pero estaba todo dentro de mí.
Obviamente, estaba todo en mi actitud y sí, todo estaba ocurriendo por que seguía un mismo patrón una y otra vez. Este, era que preguntaba pero no hacia lo que me aconsejaban o lo empezaba y no era capaz de terminarlo o no tenía la fuerza de voluntad que yo creía.

Hoy estoy convencida de una cosa. Una persona cambia si busca las “cosas” que le gustan, que le ilusionan, y le mueven. Que le hacen sentirse orgulloso por haberlas hecho. No lo que debería ser bueno para ti, porque todos sabemos lo que es bueno y lo que no pero cuando haces las cosas con ilusión, se hacen solas y no supone un gran esfuerzo.

No me hacía falta cambiar radicalmente, había logros que sucedieron anteriormente en mi vida que no era capaz de aceptar como tal.
Conseguí salir de una enfermedad de la que los médicos creían que no haría ni vida normal, ni me independizaría o que mi madre tendría que cuidarme toda la vida. Trabaje durante cierto tiempo de lo que había estudiado y hoy estoy independizada, casada, y con perspectivas de futuros. ¿Es o no es para sentirse orgulloso?

Independientemente de los días, porque no todos los días sentirás que la vida es para tirar cohetes, ni será todo de color de rosas, lo cierto es que la vida es más dura a medida que vas creciendo y al margen de lo que hayas podido vivir, ¿puede uno cambiar a lo largo de su vida a mejor? La respuesta es, por supuesto!
No importa que lo que superaste pasara hace mucho tiempo, lo evidente es que si has podido antes, es que podrás hacerlo ahora. Todos pasamos por rachas malas. Déjate de preguntar constantemente, deja que tus propias ideas fluyan en tu mente, seguro que sabes cómo arreglar ese problema. De seguro podrás elegir una idea que se ajuste a lo que quieres, que te haga sentir bien contigo y sobre todo, no te haga estar en guerra contigo mismo. Es bueno preguntar en que se está fallando y que te guíen un poco pero ponte en marcha y di ‘hoy voy a salir a cambiarme a mí mismo’, porque  ‘ME LO MEREZCO’, Porque ‘YO TAMBIÉN VALGO’.

Soy consciente que no será fácil, pero a veces lo que más nos cuesta es lo que más nos hace felices, si realmente lo deseamos. De lo contrario seguiremos en un espiral de malas decisiones, angustia, ansiedad, mal humor, y lo que es peor, haremos  daño a los que realmente se preocupan por nosotros.  Esto se puede tomar como para querer cambiar tu vida, querer adelgazar, sentirse en paz con uno mismo o simplemente no compararnos con otras personas, porque tus logros, también cuentan. Cada uno de nosotros, libramos nuestras propias batallas,  luchamos contra nuestros propios demonios y nadie en este planeta se salva.


Nota para el que lo lea: Quizás pienses que no tienes a nadie que te ayude con tu batalla y lo cierto es que todos el que más el que menos conoce a alguien que le puede ir animando en su lucha.

2 comentarios:

  1. Hola Keren.
    Eres un gran ejemplo de superación y lo has demostrado, a lo largo de tu vida, así lo siento yo por lo que transmites en tus letras.
    Has vaciado una parte de tu alma en el mejor texto hasta la fecha de hoy. Sin duda será uno de los grandes textos que vendrán.Además es un gran alegato por luchar por nuestras ilusiones, y son posibles, vaya si lo son.
    Enhorabuena y gracias por enseñarnos una parte de tu esencia.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Miguel, no hay de que. Es una parte de mi que quizás, no la doy a conocer demasiado pero todos por poco que sea hemos superado algo que en su día nos costó. Yo tuve a mi madre quizás otra persona tenga un amigo o un conocido pero aun así, es bueno valorar lo que hemos luchado y considerar que que se puede una y otra vez. Espero de todo corazón , que le pueda servir a alguien. Eres un sol Miguel!

    ResponderEliminar