jueves, 25 de mayo de 2017

Tú, Mujer





Mujer que
De tus adentros han venido.

Mujer que
Les has dado comida y cobijo.

Mujer que
En tus brazos han estado
Recibieron más de ti que de cualquier otro ser,
Impregnada de amor
Tu motor es admirable e inspirador.
Las manos serviles y sumisas
No conducen hacia la buena confianza.

Tú que
Los distes a luz,
Los llevabas en tu falda y
Entre arrumacos se refugiaban

¡Levántate!

Muestra tu valía,
En tus victorias erradica el miedo,
La baja autoestima,
La poca creencia.

¡Impúlsate!

Anima a los tuyos
Protege pero
Genera amor y cariño
En el amor se acopian los buenos sentimientos y
La igualdad.

Sea hombre o mujer,

Siempre serán tus hijos. 

3 comentarios:

  1. Buenos días amiga Keren, poema precioso y tierno, lleno de amor. Es cierto, las mujeres somos así, madres no importa que sea de hijos propios o de otras personas o animales. Es esa cosilla innata que caracteriza a la mujer. Genial, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Buenos días de domingo!!
    coincido contigo, madre o padre es quien cuida, sea hijos propios o no. Deberíamos potenciar todo aquello que nos es dado de forma innata además de promoverlo para propagar más de lo bueno que hay en nosotras para enterrar el hacha de guerra que hay a veces entre mujeres. Gracias por tu aportación y gracias por tu visita. Un gran saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Buenos días de domingo!!
    coincido contigo, madre o padre es quien cuida, sea hijos propios o no. Deberíamos potenciar todo aquello que nos es dado de forma innata además de promoverlo para propagar más de lo bueno que hay en nosotras para enterrar el hacha de guerra que hay a veces entre mujeres. Gracias por tu aportación y gracias por tu visita. Un gran saludo!!

    ResponderEliminar