miércoles, 10 de enero de 2018

Una imagen para la retina.


¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores!



Imagen extraída de Google (El Corte Inglés)
Retocada 


Escogió aquella fotografía porque era la que había adquirido un enfoque y una iluminación que le resultaba digna de inspeccionar más detenidamente. En la fotografía, aparecían ella y su antiguo novio. Parecían tan alegres... Nadie habría dicho que fue una relación tormentosa, llena de mentiras, de dolores al corazón, al orgullo o a la propio ser que, hicieron mella en la siguiente relación. 

Aunque la foto era digna de enmarcar, ella le encontraba defectos que, a simple vista, cualquier otra persona no alcanzaría a comprender. Parecía segura de si misma, pero era un alma atormentada. Sus ojos reflejaban el amor que en aquel momento sentía, pero lo cierto es que aquella fotografía le revelaba el trasfondo de aquella imagen. fueron situaciones en las que se sintió tan poco valorada y sin embargo, la apariencia era la de una chica que sabía muy bien lo que quería. Aquel revelado la acusaba de haber ocultado su verdadero 'Yo'. 

Se veía guapa en ese instante, llena de vida, y no tenía un cuerpo envidiado pero era muy feliz con su cuerpo. Eso sí que era real. Se amaba tal y como era, pero él, la apagaba con cada situación que se les sucedía. Ella, que bailaba hasta con el telediario de las tres, que era la alegría en una casa ajena en la que reinaba la pena. Sus ideas eran firmes pero sus acusaciones la debilitaban y los consejos parecían no calar en él. 

Escogió otra instantanea al azar, de la misma época en la que la tristeza era notable esa en la que muy en contra de lo que realmente sentía, siempre había tenido una sonrisa. Aunque sus dientes no fueran los más perfectos, aunque las gafas que llevaba ocultaran su cara, muy a su pesar afligida a un amor que no era recíproco. ¿Por qué seguía guardando aquellos momentos? 

Quizás porque los sentimientos no se pueden negar aun cuando la sonrisa más grande llena tu cara, aun cuando creas que lo que sientes es "verdadero" y lo que en realidad estás haciendo es mentir descaradamente para no sopesar el verdadero dolor mitigado con falsas esperanzas de un "Seguro que cambiará" y estaba claro que no. 

Los años, gracias a dios, pasaron y aunque el dolor tomó gran terreno del cual había olvidado que poseía, aunque el anhelo no le dejara avanzar, aunque caminara con el alma en pena por las calles gritando que se apagara ese dolor incesante, aun cuando las lágrimas fueran el manto para una noche en la que se llevaría a morfeo a los cielos más lugubres. Amanecer un día sin esos mares y volver a explorar el mundo con otros ojos, más secos, más alerta y precavidos,  le auguró un nuevo sentimiento. 

Porque a veces, se suele decir que, "Dios no te envía pruebas que no puedas superar". Aquella frase tomó fondo con el nuevo sentido al cortejo: los paseos y la iniciativa de conocer a otra persona después de haber maldecido a la oscuridad y al dolor, ahora mitigado, y en pleno descenso, por un nuevo amor que volvió a crear dentro de ella sentimientos dignos de una fotografía que marcaría enl inicio de algo que podría durar mucho, ¿Quién sabe? La vida es tan incierta...

Se crearon nuevo recuerdos para la retina. Imágenes, en las que el amor no se sabía si era verdadero.Pero que se amaban, sí que se podía observar y hasta sentir. 

Las estampas de su vida eran el reflejo de una vida que en su totalidad no reflejaban un sentir real, pero al fin y al cabo, fueron recuerdos en los que se aprendió qué era lo que no quería ver, ni sentir. "Porque una imagen, vale más que mil palabras."


 ©El Rincón de Keren

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Me ha gustado mucho tu relato. Trasmite mucho sentimiento...y es un tema tan actual... Podrías hacer podcast, leyéndolos. Es muy bueno el relato.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mireia,
      Lo cierto, es que lo pensé pero me da mucha vergüenza mi voz pero lo anoto por si me quito ese miedo algún día, Estoy abierta a nuevos horizontes. Gracias por tu comentario. Un saludo!

      Eliminar
  2. Hola Keren, hay una frase en tu relato que es esencial: La vida es tan incierta....
    Y quizás eso mismo es lo maravilloso de la vida, ya sea en el amor como marca tu texto, o en otros ámbitos vitales. La referencia a las fotografías visualizan a la perfección la transmisión del mensaje. Buen recurso narrativo.
    Un abrazo y buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel,
      Sí, tanto en la vida como en el amor suele pasar que no se sabe lo que ocurrirá aunque si supieramos qué es lo que nos depararía quizás en algunos casos nos ahorraría comidas de olla. En otros, siendo el caso de que sea algo terrible, mejor sería no saberlo. Gracias.

      ¡Un saludo!

      Eliminar