lunes, 4 de junio de 2018

Aquel que lo intenta...

¡Hola mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores!


No soy nada sin ella,
Me castiga con su llanto cuando habla del desamor 
Me acúsa de causar estragos en la garganta
Noto inflarse mi estómago,
al soltar, 
Noto como cómo el dolor se escapa, siento cómo la vida es vida 
y el dolor que en un momento me causé, yo misma, 
viaja por otras bandas sonoras.


Emite sus característicos sonidos, ¿Qué importa si hoy son viejos, del baúl de los recuerdos, actual, del bamboneo o del boom que se cuela en el oído del que quiere estar en otro tipo de onda, en ese otro¨estar¨?, pues no son maneras el estruendo del que , como yo, no domina el sonido, pero son funciones suficientes: Sentirse identificada, sacar las fuerzas al contar aquello que nunca contarías... Calma al alma y la convierte en el cantar de los madrugadores, el entretenimiento vespertino y el sosiego o alegría del que aún se siente joven. 


©️El Rincón de Keren

4 comentarios:

  1. La música despierta emociones y a la vez nos recuerda momentos de la banda sonora de nuestra vida. No es raro asociar una melodía con algo que nos sucedió y que a veces queremos olvidar y otras recordar.
    Feliz de leerte Keren, un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel,
      Cierto. La música es partícipe de nuestra vida. Tanto para lo bueno cómo para lo malo. La banda sonora de nuestra vida, yo no lo habría dicho mejor. Gracias, a mi halaga que te haga feliz.

      Eliminar
  2. Muy agradecida por tu visita a mí blog.
    Un placer llegar hasta aquí y leerte.
    Un abrazo.Feliz otoño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia,
      Me hacen sentir lo mismo y mucho más por tu parte. Espero podamos conocernos a través de las letras y sobre todo, comprendernos. La visión de las cosas desde otro ángulo.

      Gracias por tu paso por mi blog. Saludos!!

      Eliminar