miércoles, 9 de octubre de 2019

Microrrelato : Mi libreto

¡Hola mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores!


Imagen propia
Modificada con 'Canva'




Sostengo el boli, pero al percatarme de las últimas páginas, la mano, adquiere la lentitud pasmosa de recrearse en las palabras. Será una reflexión o un pensamiento; Será amor o desamor; Será una aventura o desventura; Viajaré de nuevo a lo desconocido o a lo conocido; versos que apuñalan o que amansan el alma... No quisiera perder una lágrima en vano, pero la emoción emborrona la indecisión y en las esquinas algún garabato, una fecha, una frase escueta y la mano, sigue hilarando los pensamientos venideros. Será que somos eso, pensamientos plasmados en una libreta, llena de emociones intactas, secretas al objetivo ajeno, escribiendo desde lo más ahondado de un alma, de los recuerdos, de los anhelos. Saltando hacia adelante o volviendo atrás, intentado imaginar el futuro incierto que nunca da el caso de plasmar aquello que se imaginó sin sentir.  
La mente vaga inquieta y la tinta deja las primeras huellas en la yema de los dedos. ¿Una idea? boli en boca desde su punta o encima del labio superior para las reflexiones y los pensamientos. Adoptan en una, un semblante demasiado reflexivo con todas las cuestiones. He decidido susurrarle los secretos que de verdad siento, y para olvidar, sin obviar nada, escribiendo todo lo desgarrador. Porque, somos las letras que no decímos a nadie a menos que de verdad nos toquen las letras del dictado del corazón, ese que nace en el interior, lo envuelve todo y forma mundos a los que regresar releyendo y trobando que hoy no se es la misma persona que ayer. Entonces... ¡Letras soy! desde mi libreto, desde mi moleskine, desde una terraza de un bar o un cibercafé, pero hay un terror que solo cuestiona al pensante y reflexivo escribidor creador de mundos alternos y sucesos vivenciales: La hoja en blanco. 


©️El Rincón de Keren

6 comentarios:

  1. Hola, Keren.

    Decía un escritor amigo que escribir para él era como respirar. En una libreta, en el ordenador, en la servilleta de un bar...

    Y tú tienes ese impulso que te hará mejor escritora cada día. Es cierto que la temida hoja en blanco afecta a todo autor. Por eso es muy bueno que te den un pie -como hace David Rubio en algún concurso- o crear textos a partir de cuatro o cinco palabras elegidas al azar.

    Saludos y buen día otoñal (casi veraniego).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otoño, no lo estoy encontrando en blanco, pero si que es verdad que antes de que llegara he visto a muchos escritores y escritoras con ello.

      Gracias por tu aportación. Siempre son bien recibidas.

      Saludos!!

      Eliminar
  2. Somos letras esperando ser escritas, y nuestras venas son tinta esperando ser derramada en esas horribles hojas en blanco.
    Es cierto, no hay mayor temor para el escritor que dejar una hoja en blanco después de un rato de haber sido plantado por la inspiración.

    u.u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Helena,
      Soy esa hoja en blanco que comienza a ser escrita. Y es cierto, no hay mayor temor que ese. Espero verte de nuevo por aquí,
      Gracias por tu visita. Siempre me alegra mucho.

      Saludos y buen fin de semana.

      Eliminar
  3. Hola, Keren. Gracias por compartir tu relato con nosotros. Un viejo profesor mío siempre nos decía que todo escritor debe sentir pasión por las letras, pero que de pasión no se aprende. Se aprende escribiendo todos, TODOS los días. Venciendo miedos.

    Besos y felices escrituras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmen!!
      Pues tenía razón tu profesor. Ya lo creo. Creo que a veces desmerecemos esos relatos guardados o escondidos. A veces, hay que hacerlos ver, aunque nos parezcan poco agraciados. De los errores, aprendemos todos.

      Besos, nos vamos viendo!!

      Eliminar