Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2017

El cierzo humano, a veces animal.

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! …Quería decirle al viento que lo que un día derrumbo con aires arremolinados con carácter destructor y a veces elevándome dejándome inerte. Fue solo una señal.  El aire llena mis pulmones y a sabiendas que a gran exceso puedo caer, me sirvió para darle el empujón a aquello que un día tuve que dejar marchar. Porque con la puerta abierta, el aire entra y sale,  no solo entra, por lo que el exceso no existe. Es por eso que un día llené mis cajas de aquello en lo que pudiera recurrir desechando aquello que había dejado olvidado en los confines de lo innecesario. Debo pedir perdón. Por aquello que vino y no supe moldear. Por las risas inexplicables que hacían sonrojar tus mejillas y que de vuelta, se tornaban cierzo aterrador y helado. Pues en mí, había un caos impaciente, deseoso de ser explotado para limar y acomodar todo lo probable.  Si un día, fui miedo, te pido perdón.  El amor hacia a los demás nace de entre muchos matices

El cierzo humano, a veces animal.

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! …Quería decirle al viento que lo que un día derrumbo con aires arremolinados con carácter destructor y a veces elevándome dejándome inerte. Fue solo una señal.  El aire llena mis pulmones y a sabiendas que a gran exceso puedo caer, me sirvió para darle el empujón a aquello que un día tuve que dejar marchar. Porque con la puerta abierta, el aire entra y sale,  no solo entra, por lo que el exceso no existe. Es por eso que un día llené mis cajas de aquello en lo que pudiera recurrir desechando aquello que había dejado olvidado en los confines de lo innecesario. Debo pedir perdón. Por aquello que vino y no supe moldear. Por las risas inexplicables que hacían sonrojar tus mejillas y que de vuelta, se tornaban cierzo aterrador y helado. Pues en mí, había un caos impaciente, deseoso de ser explotado para limar y acomodar todo lo probable.  Si un día, fui miedo, te pido perdón.  El amor hacia a los demás nac

¡FELIZ NAVIDAD!

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Me gustaría poder decir que ésta entrada la tenía preparada y pensada pero no es así. Estoy escribiendo sobre la marcha porque muy a pesar de que las fiestas se nos han venido encima y no he avisado de cual sería mi actividad por estas fechas estoy aquí tecleando con una alegría entre morriña por a los que me gustaría ver y la otra alegría, de los con quién estoy.  Suelo hacer balance de cómo me ha ido el año por estas fechas pero no quiero adelantarme demasiado pues aun no ha llegado noche vieja. Sin embargo me siento con mucho animo de recordar el 2017 con mucho cariño y porque no, con algo de horror también.  Comencé cumpliendo ya un año en la trayectoria de este blog que tanto me ha aportado. Si dijera que solo me ha traído alegrías no sería cierto. También es verdad que muchos quebraderos de cabeza, enfados con el ordenador y con la compañía eléctrica que buena la hemos tenido ¿Lo recordáis? Aun con todo, el balance es

¡FELIZ NAVIDAD!

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Me gustaría poder decir que ésta entrada la tenía preparada y pensada pero no es así. Estoy escribiendo sobre la marcha porque muy a pesar de que las fiestas se nos han venido encima y no he avisado de cual sería mi actividad por estas fechas estoy aquí tecleando con una alegría entre morriña por a los que me gustaría ver y la otra alegría, de los con quién estoy.  Suelo hacer balance de cómo me ha ido el año por estas fechas pero no quiero adelantarme demasiado pues aun no ha llegado noche vieja. Sin embargo me siento con mucho animo de recordar el 2017 con mucho cariño y porque no, con algo de horror también.  Comencé cumpliendo ya un año en la trayectoria de este blog que tanto me ha aportado. Si dijera que solo me ha traído alegrías no sería cierto. También es verdad que muchos quebraderos de cabeza, enfados con el ordenador y con la compañía eléctrica que buena la hemos tenido ¿Lo recordáis? Aun con todo,

Relato: Eso, una vida.

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! El sonido de la cajita me dejaba boquiabierta con su melodía dulce. Aquella bailarina dando vueltas en un soporte me hacía imaginar la vida llena de ilusiones, llena de esperanzas y lo cierto es que mi madre solía inculcarme que la vida podía ser todo lo bella que una quisiera mientras al acomodarme entre sabanas y mantas, accionaba la cajita y esta hacia su magia: -           ¡Querida…! Querida, te has quedado callada- dice la señora Ada. Las palabras de Ada, me recuerdan que en esta realidad hay un motivo por el que luchar, pero no logro absorber bien nunca lo que me dice. Ada es de esa clase de personas que no les encuentra obstáculo a las circunstancias. Es de esas que le encuentran solución a todo y le ve el lado bueno de las cosas mientras otros, se sientan a llorar. Por eso me gustaba visitarla. Desde que murió mi madre solía acudir a ella como si ella pudiera resolver el vacío que había en mi después de la gran parti

Relato: Eso, una vida.

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! El sonido de la cajita me dejaba boquiabierta con su melodía dulce. Aquella bailarina dando vueltas en un soporte me hacía imaginar la vida llena de ilusiones, llena de esperanzas y lo cierto es que mi madre solía inculcarme que la vida podía ser todo lo bella que una quisiera mientras al acomodarme entre sabanas y mantas, accionaba la cajita y esta hacia su magia: -           ¡Querida…! Querida, te has quedado callada- dice la señora Ada. Las palabras de Ada, me recuerdan que en esta realidad hay un motivo por el que luchar, pero no logro absorber bien nunca lo que me dice. Ada es de esa clase de personas que no les encuentra obstáculo a las circunstancias. Es de esas que le encuentran solución a todo y le ve el lado bueno de las cosas mientras otros, se sientan a llorar. Por eso me gustaba visitarla. Desde que murió mi madre solía acudir a ella como si ella pudiera resolver el vacío que había en mi después

No haciendo nada

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Queridos nuevos lectores,  he querido he querido aventurarme con este texto con el quiero que participe  en el Concurso de ' El Tintero de Oro' , desempeñado y liderado  por David Rubio y los más de veinte participantes.  Este es mi relato para el concurso y espero les guste  ¡Feliz lectura!   Imagen propia ©ElRincondeKeren La mañana se levanta con los primeros rayos del sol. A sorbidos de café y cortas lecturas impulsadoras y desencadenas frases de ánimo. Las fiestas ya están aquí con el vaivén de un regalo que recorrerá los mundos de los más fantasiosos sin tienen hijos. La familia se reunirá en la mejor de las ocasiones, pero aún no han llegado tan esperadas fechas señaladas y el pensamiento se entretiene en recordar a aquellos que en otros años nos dieron su risa y sermón. Te levantas todos estos días tan próximos a la alegría familiar por un trabajo que juntara el dinero de un mes para no terciar una sola mirad

No haciendo nada

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Queridos nuevos lectores,  he querido he querido aventurarme con este texto con el quiero que participe  en el Concurso de ' El Tintero de Oro' , desempeñado y liderado  por David Rubio y los más de veinte participantes.  Este es mi relato para el concurso y espero les guste  ¡Feliz lectura!   Imagen propia ©ElRincondeKeren La mañana se levanta con los primeros rayos del sol. A sorbidos de café y cortas lecturas impulsadoras y desencadenas frases de ánimo. Las fiestas ya están aquí con el vaivén de un regalo que recorrerá los mundos de los más fantasiosos sin tienen hijos. La familia se reunirá en la mejor de las ocasiones, pero aún no han llegado tan esperadas fechas señaladas y el pensamiento se entretiene en recordar a aquellos que en otros años nos dieron su risa y sermón. Te levantas todos estos días tan próximos a la alegría familiar por un trabajo que juntara el dinero de un mes

Una casualidad sin final.

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Los días no parecían tener sentido, su jefe ya le había encargado ir a tres empresas corporativas a las que dar una charla para una nueva cooperación. Charla que debía ser bien comunicada. Por ahora no se hacían envíos internacionales, pasar las notas ya habituales para los encargos y posibles detalles que parecía que era lo único en lo que, por casualidad, nadie fallaba. Ello tenía la explicación de que se les había mencionado tajantemente que se debía obsequiar al comprador por un limite de compras establecidas. Aquello también fue difundido a través de charlas simultaneas que como una telaraña se propagaba. Había citas concertadas los nuevos cooperantes a lo largo de los próximos seis meses si aquello no era trabajo, que bajara Dios, y los fulminara. Si todo aquel embrollo no acababa en una buena dicha, las navidades serían los números negros de un inmenso regalo que se prolongaría, al menos tres años. ¿Y a quien le tocar

Me Gusta