Ir al contenido principal

Microrrelato: Madrugada inspiracional

 ¡Hola, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores!


Este es uno de esos textos que se clavaron en el pensamiento una de esas noches de insomnio y con cavilaciones que no tenían otra que hacer a la escritura. 

Aprendiendo hacer fotografías nocturnas... 

 MICRORRELATO

Bajo ese cielo encapotado, propicio a lo lunático, mi mente se serena al sentir las notas musicales, los ruidos característicos propios de la noche y comienza la ensoñación: todo un día que ha acabado, sensaciones mullidas en lo placentero, respiraciones profundas y el crepitar de un cigarrillo que se consume. Sigue sonando la música...

Los pensamientos van a toda prisa, no hay cabida para las palabras. Solo las emociones y los sonidos. En este baile en el que el silencio del exterior, y la melodía del interior de mis cascos, se confunden con la negrura de una noche que se percibe a reflexión; La tinta se sumerge en lo verdaderamente sentido durante la travesía, atendiendo a las manos ansiosas en desenmarañar cada cosa vivida; si de sensaciones va la vigilia en esta penumbra, abunda la buena vibra por aquellas menciones, que hilarantes, penetran en el recuerdo por lo soñado, lo venidero, por lo que sale sin previo aviso y lo que surge de la nada. ¡Qué placentero es escribir! Simplemente… Me doy a la hora bruja...

 ¿Cuál es tu momento idóneo para escribir?


REFLEXIÓN

  TE GUSTA ESCRIBIR POR LA NOCHE, TE HAS SENTIDO MÁS INSPIRADA EN LAS MADRUGADAS QUE LAS MAÑANAS. 

Muchas veces, me ha recomendado mi doctora, que no me quede a menudo despierta por las noches para escribir o lo que sea.  Eso me ha llevado a pensar que quizás era un bichito raro, aunque ya conocéis la cabecera de este blog con el microrrelato CONTICINIO. Hoy os hago una recopilación de escritores que han dedicado las noches a escribir:

ANNE RICE: Escribía por las noches mientras escribía 'Entrevista con el vampiro'. Amoldándose a la llegada de su primer hijo. 

STEPHENIE MEYER: Anotaba por el día y por las noches tecleaba como si no hubiera un mañana 

MAYA ANGELOU: Tenía que atender a sus hijos y tenía que darle a la tinta por las noches porque no le quedaba de otra, pero con lo prolifera que fue su vida, se puede decir que fue un acierto. 

TONI MORRISON: Tenía que compaginar trabajo y vida familiar por lo que era muy religiosa con las horas de escribir,  eran  las noches una buena opción incluyendo el fin de semana sin descanso. 

Estas son algunas escritoras que han dedicado las noches. Pero, ya sabemos que raras no somos, el problema es que, no sabemos porqué estamos más creativas a esas horas. La razón es que nuestro cerebro usa más la parte derecha de esa zona, lugar que utiliza lo útil, emociones, pensamientos,...etc y además influye que además solamente tiene que ocuparse de esa parte, caída la noche. 

Aunque puede ser contraproducente escribir demasiado seguido por las noches porque nuestro cuerpo necesita estar descansado, de vez en cuando, podemos dedicar según nuestras actividades diarias durante la semana de lunes a domingo, escribir de noche y alternar las mañanas para encontrar nuestra hora de más creatividad. En todo caso, todo es probar.

A MI LAS NOCHES ME INSPIRAN MUCHO, QUIZÁ PORQUE EL DÍA ACABA Y TODAS LAS TAREAS YA ESTÁN REALIZADAS O PUEDE QUE PORQUE YA ESTÉ MÁS RELAJADA. 

¿CUÁL ES TU MOMENTO DE ESCRITURA MÁS PROLÍFICA? 

©El Rincón de Keren 

Comentarios

  1. A la noche, con la falta de movimiento general, es como si oyera más a las ideas que brotan y entonces apunto todo lo que me viene...
    Sin embargo, cualquier trabajo que deba hacer, lo hago mucho mejor de madrugada, con la frescura que me da el buen descanso y la energía de un buen desayuno.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Amaia!! Sobre todo, con esa quietud de la madrugada... nadie te molesta, estás a tu aire... sin prisas... es tiempo de calidad. Eres de las mías. Bienvenida de nuevo, se echaba en falta. Saludos y BUEN FIN DE SEMANA!!

      Eliminar
  2. Dado los cambiantes horarios de mi esclavitud laboral, escribo ya sea por la mañana, por la tarde o por la noche. Pero nunca, nunca, nunca, con el estómago vacío. Y si estoy escribiendo y acabo teniendo hambre, tengo que dejar de escribir aunque no quiera, porque afecta a la fluidez que se origina con el teclado cuando uno está enchufado. Tú ya me entiendes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cabrónidas!! En alguna ocasión me lo comentaste. En mi caso, como ya sabes, el café es primordial, un cigarrillo y siempre, siempre, siempre, música. Preferiblemente en inglés o instrumentales. Los horarios de trabajo hoy en día son esclavistas, ni dejan hacer en paz ni dejan sobrevivir con los contratos basura. O al menos, por aquí se les llama así. Se las saben todas los empresarios, y ya que estamos, si te hacen fijo, mira siempre la letra pequeña del contrato. Que no te la metan doblada. Feliz fin de semana compañero.

      Eliminar

Publicar un comentario

Siéntete libre de comentar

Podcast- Lírica y Letras

Me Gusta

Entradas populares de este blog

Sueños destripados

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Imagen retocada extraída de Google Manos protectoras  Supieron cuidar pero jamás dar un aliento Cada pequeña esperanza  Derrotada con la más nimia palabra Caminante de la vida,  Exploradora en el gusto Jamás dejaste de soñar  Efímero como un segundo  Detuviste tus ganas de crecer Enterrando sueños mágicos que  No llegaron a su punto álgido  "Esto no sirve"  "Aquello nunca será de provecho"  Somos magia encajonada  Solo los que sueñan con fuerza y Despliegan ese poder  Alcanzan la realidad en su mente.  Acude a tu mente pero  Jamás desaparecieron las ganas  Sueños destripados Imaginando lo que pudo ser  Qué no es y  Lo que te hubiera gustado explotar El camino fue sin perder ese rescoldo de polvo de hada Emerge de tus más escondidos interiores Basta un chasquido  Basta una ilusión  Para esbozar una sonrisa porque  Aunque hayan pa

Relato: Confidente luna

¡Hola mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! -imagen propia- Roquetas de Mar En constante movimiento, nos observamos declarando nuestro amor con miradas sinuosas en un grupo de cinco. Solo que tú, quieres a otra y yo lo que me conviene. El reparto no es equitativo, pero las miradas desnudan el alma y hasta el corsé paseando por aquellas playas paradisíacas en las que te habías enturbiado hasta los acertijos más rocambolescos para conquistar a aquella rubia de bote y de ojos azules. Andabas de acá para allá, de pelea en pelea y no sabías cómo complacer los deseos insatisfechos de aquella joven. Pero cuando nos mirábamos... Ay! cuando nos mirábamos! Si el silente rumor del mar hubiera quebrado para alentar a dos corazones inciertos a los paseos más excitantes entre pestañeo y media sonrisa. Embobados por una una mirada bobélica caricia más. Pero lo cierto es que a veces, me parecía que eras más cómo la mar, más cómo las constelaciones, que parec

Cuento: La manzana triste

¡Hola mis seguidores; lectores habituales y nuevos lectores! RELATO:  En tierras muy lejanas, un árbol engendraba ricos frutos de los que a su algarabía albergaba multitud de caracteres entre tantos frutos. Un día entre ellos, que lucían resplandecientes nacieron unos nuevos frutos. Entre ellos se hacían elogios, lucía alegres, cada mañana se sonreían y se aconsejaban, reían y se hacían bromas y, además, gozaban de el temporal que les hacía más grandes y sabrosos. Habían visto cómo muchos y muchas de los frutos habían perecido en el intento de convertirse en los exuberantes frutos que caerían al suelo para ser liberadas.  Un día, entre la juventud, comenzaron hacer su día: se mecían y dejaban que pasaran los días al radiante sol que les alumbraba y conseguía las mejores fotos de los humanos. Los humanos se hacían fotos bajo los frutos más dulces y más hermosos. Pero un día cayó una tremenda tromba y las manzanas, comenzaron a inquietarse, pronto todas adquirieron una a