Ir al contenido principal

Relato: Una guerrera en el tiempo... ejercicio de escritura

    ¡BIENVENID@S A EL RINCÓN DE KEREN!

RELATO:

 Bajo la lluvia de aquella ciudad dónde, los edificios eran dragones y ella la princesa donde grandes reyes habían perecido, donde grandes hombres de grandes rasgos habían hecho grandes cosas y donde la mujer, esa que pese a su condición femenina, había conseguido zafarse de los dientes y garras de maldito ser oscuro que amenazaba con extinguir los corazones, ahora ella, estaba apunto de librar la gran batalla en el siglo XXI.




Durante la gran lista de cosas que tenía que hacer, había encontrado un lugar al que acudir para superar aquellos años tan duros, el hambre apretó tan fuerte en su vida, que había aprendido a mirar cada céntimo que pasaba por su cartera. Ahora que había salido de aquella situación peliaguda en la que se preguntaba qué sería de ella, se había dado cuenta que podía hacer lo que fuera, lo que soñara, pensara o imaginara estaba a su alcance y no se iba a detener hasta conseguirlo. Era por eso que sus días empezaban, como muchos, con un café y la consecutiva actividad de la labor de escribir, entre otras cosas.



    Escribidora y maga en una era en la que, el más mínimo fallo era cuestionado y hasta sentenciado. Pensó después de esa devastadora situación en la que la desolación en la que parecía que no iba a ninguna parte, hablar con su mejor amigo. Este navegaba la alta mar alistado en el ejercito y los fines de semana, cada tres meses, podían desprenderse el velo de la felicidad enmascarada y contarse las verdades con un whisky, un teléfono y un mar de por medio. Concluyeron que debía hacer aquello que le gustaba entre risas y bromas y eso era lo que iba, hacer pero los problemas de una sociedad rápida, a veces, la enfocaban en un estado de bajonado en la que parecía que no se apreciaba lo suficiente. Para algunos era el hazmerreír para otros, era la perfección reverberada en cuerpo de mujer y negra. Y eso era lo que le dolía, que a pesar de ser todo lo trabajadora que era, tenía que luchar con la imagen que divulgaba a aquellos que seguían su trabajo.



Pese a los acontecimientos, cuanto más fuertes o mal sabidos, según los ojos que miren, había conseguido con creces superar los exámenes del curso de magia al que se había alistado. Le había costado sudor, sangre y lágrimas. Ahora, no era suficiente, pues cuando lo contó eufórica los recientes acontecimientos a sus allegados, estos, no mostraron el mismo entusiasmo. ¿Era aquello digno de una magia fantasiosa maligna que no la dejaba avanzar? Le dolió, sintió punzadas en el corazón, pero creó la poción perfecta para que todos aquellos sentimientos que la hacían sentir, poco valiosa, poco importante, poco especial, invisible para aquellos que la conocían, la hicieran vivir más tranquila y en paz consigo misma. En esta poción había agregado: paciencia, constancia, lágrimas de dragones, y la fuerza de un joven.



Esa mañana, debía acudir al consejo, la habían elegido para actuar ante miles de visionarios que harían la evaluación de una parte de su trabajo, algunos quedaron asombrados, lo cierto era que la gran mayoría aplaudía su trabajo, pero aquello la hacía tener más curiosidad en lo que pudiera pensar si creaba otros mundos mediante la magia y luego los relataba, porque en eso consistía su trabajo. Para la escribidora, no terminó ahí la hazaña, algunos hablaban de blasfemia, algunos otros pensaban que era un error con su experiencia hubiera empleado magia tan básica para mostrar algo tan rebuscado. En el don de la palabra, ella hubiera entendido que lo difícil mostrado cómo algo fácil, era la mayor construcción de lo que ella había vivido para así hacerles entender, pero en vez de eso, calló y estalló en cólera, no obstante lejos del consejo, a solas y con el odio impregnado en su negro corazón.



Se hablaba de libertad, de los posibles puestos al trono del triunfo de la nueva era, habían capturado a algunos que habían simulado ser mujeres y sin embargo, eran hombres aquello era el colmo, muchas mujeres se reunieron para hacer piña y venerar a las Diosas que una vez en Italia, comenzaron la andadura para las nuevas escribidoras del mundo y para las tierras europeas en la que ella ahora vivía. Pensó en su familia, en su suerte, en su valía... estaba aquí y estaba segura que lo que hacía le gustaba. Maldijo no poder hablar con su amigo marinero. Se llevaban muy bien, pero la comunicación era imposible cuando más lo necesitaban. Así que empezó a vivir para ella y por ella sin fijarse en el alrededor mientras encontraba la cura a su negro corazón.



Arremetió contra todo aquel hasta que harta de no saber en qué dirección tomar el camino inició un viaje a la magia que había en ella y en la ciudad en la que vivía.

Atravesó las pruebas más duras, y se formó bien para que la poción, que en un primer momento creó, surtiera el verdadero efecto y en ello estaba. Aquella semana volvía de su formación para ver a su familia. Nadie preguntó donde había estado, pero no sintió la necesidad de contarlo, estaba demasiado eufórica para pararse a explicar. Sus nuevos fieles la animaban en lo que hacía, toda la magia sanadora que había creado para aquel grupito pequeño, había surtido en la alegría contenida e invisible para los grandes reyes y reinas, sin embargo, en ella no cabía de lo orgullosa que estaba. Pensaba en la inmensidad de Merlín o de los logros del Rey Arturo, hombres grandes con grandes cosas; pensó también en esas grandes Diosas que un día velaban por la ciudadanía. Fue una dura prueba comprobar que, al fin y al cabo, lo que realmente le hacía real, naturalmente única era... SER ELLA MISMA, CON LA PACIENCIA, LA VALENTÍA DE UN NIÑO Y CON LA FUERZA DE UN HOMBRE JOVEN... pero... ¿Qué sentido tenía ponerle género?



En efecto, como un hombre, pero siendo mujer. Las alegrías, vinieron en forma de caudales, con las felicitaciones por lo que les había aportado a su reflexión sobre la verdadera magia y lo que habían aprendido sobre la vida, felicidad y cotidianidad. Por que la verdadera magia fue la que sacó del corazón pese haberse ennegrecido y haberse perdido tantas veces. El tiempo no importaba, ahora era feliz.

***




REFLEXIÓN:

Con esto hacemos hincapié en el relatosong dónde creamos un relato con la dicha de esa canción. No he querido corregir el texto porque, quería quitarme el miedo a escribir y darme cuenta de que, lo imperfecto también es válido. 

Con esto, aunque en el texto no lo haya explicado, nos damos cuenta de que todos, en algún momento libramos alguna batalla. Me encanta que tenga algo de incoherencia al principio. Puede que no tenga mucho sentido, puede que necesite repaso, pero una cosa está clara, lo he hecho con toda la ilusión del mundo. 

Con ello, completo la idea de el ejercicio que comenzó allá por el verano en el que os recomendaba una forma diferente de crear relatos. 

GRACIAS POR PASAR POR MI BLOG 
GRACIAS POR ESTE RATITO, POR LEER, COMPARTIR Y COMENTAR... 

©El Rincón de Keren 

Comentarios

Publicar un comentario

Siéntete libre de comentar

Podcast- Lírica y Letras

Me Gusta

Entradas populares de este blog

Sueños destripados

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Imagen retocada extraída de Google Manos protectoras  Supieron cuidar pero jamás dar un aliento Cada pequeña esperanza  Derrotada con la más nimia palabra Caminante de la vida,  Exploradora en el gusto Jamás dejaste de soñar  Efímero como un segundo  Detuviste tus ganas de crecer Enterrando sueños mágicos que  No llegaron a su punto álgido  "Esto no sirve"  "Aquello nunca será de provecho"  Somos magia encajonada  Solo los que sueñan con fuerza y Despliegan ese poder  Alcanzan la realidad en su mente.  Acude a tu mente pero  Jamás desaparecieron las ganas  Sueños destripados Imaginando lo que pudo ser  Qué no es y  Lo que te hubiera gustado explotar El camino fue sin perder ese rescoldo de polvo de hada Emerge de tus más escondidos interiores Basta un chasquido  Basta una ilusión  Para esbozar una sonrisa porque  Aunque hayan pa

Mes del amor - Entrevista a Paulo Akam

 ¡BIENVENIDOS A EL RINCÓN DE KEREN! ¡Hola, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! En estos días habéis visto que la soledad me ha acompañado, pero lo que para unos es estar en pareja, para el resto del mundo es estar solo y con nuestras cosas, que tampoco se está nada mal.  Para aquellos que aún con esas, quieran estar cerca de alguna historia de amor o sentirse más cerca de su cuerpo y erotismo, os recomiendo, 3 lecturas... pero antes, haremos un un poco de memoria de las lecturas que han pasado por aquí y por el blog personal.  -VISIONA ESTE VÍDEO- Hacemos un paréntesis para conocer a Paulo Akam, autor de El Aroma de los mangos, el cual me hizo vivir una historia de amor digna, para mi gustado, de cine. Pero para los que no lo recuerden, os recuerdo esta reseña. EL AROMA DE LOS MANGOS:  Ema se verá debatirá entre el amor de su vida y volver a casa.  -ENLACE AQUÍ Sin embargo, no podía pasar sin saber un poco más sobre el escritor que ha pasado su vida dividida entre Es

Microrrelato en Prosa: Conticinio

  ¡Hola, mis seguidores; lectores habituales y nuevos lectores! ¿Cómo estáis? Creo quizás no os vayáis a creer esto, pero llevo meses trabajando en este relato que ha sido en el pensamiento y después en la hoja, luego en el ordenador y finalmente en el blog. Creo que, perfectamente tres meses pero aun podría seguir y es que no parece del todo bueno así que he decidido que seáis vosotros quien lo decidáis.  No se habrá quedado lo suficientemente bien, pero lo intento.  Espero sea de agrado.   MICORRELATO  Las tenues luces de la estancia me animan a encender una vela perfumada, acompañándola de una taza de café. Para ello:   me desperezo estirando los brazos hacia arriba, tirando de ellos con un gesto. Emito un bostezo que me saca de la pesadez, me levanto con cuidado; cojo mi taza negra, me dirijo hacia la cocina y pongo a hervir la cafetera. Mientras, aprovecho para mirar los últimos rayos del sol que se filtran. Alzo la vista, miro por la ventana, entre las rejillas que tiene esta, un