Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2019

Relato Corto: Nefelibata

¡Hola, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Un mensaje entra. Bromeamos, me tiras de lengua para que te cuente de mi. Pero los dos sabemos que si uno no da más en este tira y afloja, nada ocurrirá.  Solía comenzar las mañanas con el café y la primera iluminación de las calles que ahora, algo somnolientas, me hacían respirar tranquila. No solo por el sosiego del silencio instaurado en ese micro momento para no pensar en otra cosa que no fuera café en vena. Si por algo se caracterizaban las mañanas eran los sonidos del móvil anunciando el mensaje que entraba.  Su nombre, que más daría. Solía mirar cada conversación concretando en cada explicación, cada detalle. Y... o uno tenía mucho que hacer o el otro estaba haciendo sus cosas. Parecía que no nos atrevíamos a dar ningún paso. Me soltaste un «Ten cuidado» y mi mente navegó imaginándome en tu casa tomando algo en la terraza de tu casa. Imaginaba que tu casa así como tu carácter, acogedor pero al mismo duro, hacían que m

Relato Corto: Nefelibata

¡Hola, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Un mensaje entra. Bromeamos, me tiras de lengua para que te cuente de mi. Pero los dos sabemos que si uno no da más en este tira y afloja, nada ocurrirá.  Solía comenzar las mañanas con el café y la primera iluminación de las calles que ahora, algo somnolientas, me hacían respirar tranquila. No solo por el sosiego del silencio instaurado en ese micro momento para no pensar en otra cosa que no fuera café en vena. Si por algo se caracterizaban las mañanas eran los sonidos del móvil anunciando el mensaje que entraba.  Su nombre, que más daría. Solía mirar cada conversación concretando en cada explicación, cada detalle. Y... o uno tenía mucho que hacer o el otro estaba haciendo sus cosas. Parecía que no nos atrevíamos a dar ningún paso. Me soltaste un «Ten cuidado» y mi mente navegó imaginándome en tu casa tomando algo en la terraza de tu casa. Imaginaba que tu casa así como tu carácter, acogedor pero al m

Relato: El Espejo negro

¡Hola mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Las miradas, si bien pueden causar admiración, también pueden ser un acertijo, la contradicción al pensamiento, la duda de la que recibe la mirada. En ningún caso hay otro motivo que no sea el de inspeccionar minuciosamente, para sacar alguna conclusión que aliente a la observada, sino todo lo contrario y Linda lo sabía muy bien pero hubo un tiempo en el que todo era una misteriosa incógnita.  Linda, vestía con ropa ajustada. Jugaba a combinar la ropa con los colores más vivos, enseñaba la barriga plana que la juventud le había proporcionado, bailaba y no tenía demasiado pudor en vestir sexy, formal o informal. Al decir verdad, en cuanto a ropa, se sentía totalmente libre y aquello hacía que la gente la identificara en seguida. Ademas tenía una piel dorada casi bronceada que recordaba a la tierra volcánica bañándole el sol.  Recuerdo que, cuando ella entraba en algún lugar, no siendo suficiente su deshinibición con la ropa, h

Relato: El Espejo negro

¡Hola mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Las miradas, si bien pueden causar admiración, también pueden ser un acertijo, la contradicción al pensamiento, la duda de la que recibe la mirada. En ningún caso hay otro motivo que no sea el de inspeccionar minuciosamente, para sacar alguna conclusión que aliente a la observada, sino todo lo contrario y Linda lo sabía muy bien pero hubo un tiempo en el que todo era una misteriosa incógnita.  Linda, vestía con ropa ajustada. Jugaba a combinar la ropa con los colores más vivos, enseñaba la barriga plana que la juventud le había proporcionado, bailaba y no tenía demasiado pudor en vestir sexy, formal o informal. Al decir verdad, en cuanto a ropa, se sentía totalmente libre y aquello hacía que la gente la identificara en seguida. Ademas tenía una piel dorada casi bronceada que recordaba a la tierra volcánica bañándole el sol.  Recuerdo que, cuando ella entraba en algún lugar, no siendo suficiente su deshini

Verso Libre: Negra soy

¡Hola mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Queridos lectores,  Ya es viernes y quería mostrar un poco de mi en esta entrada.  Como algunos ya saben,  estoy por tierras catalanas y me sobrecoge una oleada  de sentimientos que es asombroso.  Quería hablar sobre lo que conlleva ser negra en este país: Para algunos, (Blancos) soy la extraña, para otros (negros) soy de África,  y muchos otros,  la que tiene privilegios por vivir en España.  Mi nueva lectura me obliga a ponerme un poco más romántica y a la vez dura  Por lo que con estas palabras,  ya adivinaréis que voy a exponer una poesía que explique,  resumidamente, para comprimir lo más importante, lo que he sentido muchas veces.  Espero que sea de interés.  NEGRA SOY Soy negra  Negra soy  que culmina  coronada Sin soberbia  pero sin tenacidad Tozudez incansable y allá voy intentando allá voy en la blanquitud me rodean pasable  Me ignoran entre la multitud  Soy digna en privado Soy fuerte mientras lo sea  Si acaso mome

Verso Libre: Negra soy

¡Hola mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Queridos lectores,  Ya es viernes y quería mostrar un poco de mi en esta entrada.  Como algunos ya saben,  estoy por tierras catalanas y me sobrecoge una oleada  de sentimientos que es asombroso.  Quería hablar sobre lo que conlleva ser negra en este país: Para algunos, (Blancos) soy la extraña, para otros (negros) soy de África,  y muchos otros,  la que tiene privilegios por vivir en España.  Mi nueva lectura me obliga a ponerme un poco más romántica y a la vez dura  Por lo que con estas palabras,  ya adivinaréis que voy a exponer una poesía que explique,  resumidamente, para comprimir lo más importante, lo que he sentido muchas veces.  Espero que sea de interés.  NEGRA SOY Soy negra  Negra soy  que culmina  coronada Sin soberbia  pero sin tenacidad Tozudez incansable y allá voy intentando allá voy en la blanquitud me rodean pasable  Me ignora

Relato : Amor de ébano

¡Hola mis seguidores, lectores habituales y lectores nuevos! Recordaba la relación con mi abuelo, como aquellas entrañables aventuras en las que me contaba el color de todo lo que le rodeaba, sobre aquel continente que siendo blanco, amaba con tanta amorosidad así, como más tarde pude comprobar yo mismo.  Me explicaba que de la madera negra que él llama diosa del Ébano, pues con ella, más tarde pude ver como en la época de los noventa se hacían elefantes de con este material tan versátil y de un color que puede parecer marrón en algunas ocasiones y que se extiende, otras a un color que puede ser grisáceo para algunos objetos. De ahí que, siempre pensara que fuera tan versátil tanto en utilidad cómo en su tonalidad.  Recuerdo cómo mi abuelo, casi obligado a permanecer en aquel continente por su comandante, me contaba las buenas de aquella ciudad que nunca me dejó adivinar cual nombre.  Me contaba de los rostros, negros de la África. Que en su totalidad, ninguno era totalmente negro. Los

Relato : Amor de ébano

¡Hola mis seguidores, lectores habituales y lectores nuevos! Recordaba la relación con mi abuelo, como aquellas entrañables aventuras en las que me contaba el color de todo lo que le rodeaba, sobre aquel continente que siendo blanco, amaba con tanta amorosidad así, como más tarde pude comprobar yo mismo.  Me explicaba que de la madera negra que él llama diosa del Ébano, pues con ella, más tarde pude ver como en la época de los noventa se hacían elefantes de con este material tan versátil y de un color que puede parecer marrón en algunas ocasiones y que se extiende, otras a un color que puede ser grisáceo para algunos objetos. De ahí que, siempre pensara que fuera tan versátil tanto en utilidad cómo en su tonalidad.  Recuerdo cómo mi abuelo, casi obligado a permanecer en aquel continente por su comandante, me contaba las buenas de aquella ciudad que nunca me dejó adivinar cual nombre.  Me contaba de los rostros, negros de la África. Que en su totalidad, ninguno

Reseña: El tiempo mientras tanto. Reseñando a Carmen Amoraga.

¡Hola, mis seguidores lectores habituales y nuevos lectores! Buenas,  Sabéis que he estado leyendo a Murakami,  También a Domene pero al final solo hice la reseña de M. Domene , el Escritor almeriense. Y es que lo paso bastante mal a la hora de hacer alguna reseña pero aquí estoy dando el callo.  En este caso os hablo de una Escritora. Tengo que decir que el origen de la autora tras terminar la novela,  me sorprendió. Pero nada raro.  ¡¿Comenzamos?! CARMEN AMORAGA -Valenciana (Picanya 1969) -Licenciada en Ciencias de la Información -Es Columnista en el "Diario Levante- EMV" y La Cartelera Turia. Además colabora en tertulias en "Punto Radio 9" y "Canal 9 TVV"   -Tras el nacimiento de su hija escribe "Todo sobre lo que no te van contar de la maternidad" Un libro a modo de guía que además incluye su experiencia personal  -En 2010 gana como finalista de el "Premio LIX Planeta de Novela" con "El tiempo mientras tanto" PREMIOS -Prem

Reseña: El tiempo mientras tanto. Reseñando a Carmen Amoraga.

¡Hola, mis seguidores lectores habituales y nuevos lectores! Buenas,  Sabéis que he estado leyendo a Murakami,  También a Domene pero al final solo hice la reseña de M. Domene , el Escritor almeriense. Y es que lo paso bastante mal a la hora de hacer alguna reseña pero aquí estoy dando el callo.  En este caso os hablo de una Escritora. Tengo que decir que el origen de la autora tras terminar la novela,  me sorprendió. Pero nada raro.  ¡¿Comenzamos?! CARMEN AMORAGA -Valenciana (Picanya 1969) -Licenciada en Ciencias de la Información -Es Columnista en el "Diario Levante- EMV" y La Cartelera Turia. Además colabora en tertulias en "Punto Radio 9" y "Canal 9 TVV"   -Tras el nacimiento de su hija escribe "Todo sobre lo que no te van contar de la maternidad" Un libro a modo de guía que además incluye su experiencia personal  -En 2010 gana como finalista de el "Premio LIX Planeta de Novela"

Me Gusta