Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2020

Relato: La receta médica- En colaboración

  ¡Hola, mis seguidores; lectores habituales y nuevos lectores!   Últimamente estamos todos muy pendientes de las redes sociales, he querido hacer un guiño a lo que a veces sucede, si nos tomáramos todo, muy en serio, o demasiado. Hoy es viernes y cada viernes hay un relato mío en MASTICADORES DE MÉXICO así que vamos allá con el relato de hoy para finalizar el mes. Al final de la entrada os encontraréis con una recomendación pero me estoy adelantando a los acontecimientos.  RELATO Me abrí una cuenta de Twitter, cada día muestro mi carisma ante la vida. Luego de subir cada día un tuit y llegar subir con mucho sudor miles de seguidores, me abrí una cuenta de Instagram; podía extenderme más y los “Me gusta” eran instantáneos. La gente me deja comentarios, pero tenía que estar muy activa. Cada día programaba qué era lo que iba a subir y cómo lo iba a hacer. He sabido que hay cuentas en las que puedes engrosar tus seguidores rápidamente, pero no me interesa. Quiero conseguirlo con mérito

Reseña Literaria: Crónicas Marcianas de Ray Bradbury

 ¡Hola, mis seguidores; lectores habituales y nuevos lectores! Llevaba algunos meses sin hacer una pero os vengo a hablar de esta obra que me ha causado tanta euforia. Esta obra llega a mi a través de un sorteo en Twitter que gané de la mano de Diana P. Morales, que es escritora y profesora de escritura. Así que cómo imaginaréis no pensaba que fuera a ganar este sorteo y cómo me ha gustado tanto la lectura me dispongo a haceros mención de esta brillante obra que nos inicia con un unas palabras, un inciso, para mi, demasiado largo porque estaba ansiosa por saber cómo era la obra, pero no es una obra única. Es decir, no es una única historia. Esta obra "Crónicas Marcianas" es una recopilación de las mejores obras de Ray Bradbury y con la que me inicio en su mundo de ciencia ficción.  SOBRE EL AUTOR:" Ray Bradbury fue el autor con más de treinta libros, incluidos clásicos Fharenheit 451, Cronicas Marcianas, El hombre ilustrado, El vino del estío y La feria de las tinieblas

Relato: Las tres islas en colaboración

  ¡Hola, mis seguidores; lectores habituales y nuevos lectores!   Echaron el ancla al mar y encontraron las tres islas. El capitán dio la voz de que inspeccionaran la zona. Las tres islas era custodiadas con tres carteles: “Isla del escepticismo”, “Isla del drama” e “Isla del miedo”. Pese a esa temible introducción el capitán les dijo que mantuvieran los ojos abiertos, aunque muchos estaban cansados, hambrientos y estaban sedientos de una gran fiesta en condiciones en las que se les aclamara cómo los héroes que habían cruzado el transatlántico: —Mejor iremos todos en grupo, quiero a todos mis hombres conmigo, pero recordad que estamos en tierras desconocidas. Los lugareños deambulaban de un lado al otro, sin percatarse de que eran nuevos en la isla. Pasó un niño con una bandeja de frutos silvestres. Y el capitán le hizo ademán para que se acercara. Este se acercó con algo de reparo y el capitán preguntó: —      -  Hemos venido de muy lejos para conocer los diferentes placeres del

Relato: Madreselva

  ¡Hola, mis seguidores; lectores habituales y nuevos lectores!   Ana solía cabalgar por los pinares que se extendían al sur del pueblo, se adentraba por los frondosos bosques donde el pensamiento se fundía con un claro que se descubría hasta dejar atrás los árboles y encontrarse con un inmenso prado que albergaba las más exóticas flores entre la maleza del invierno. Pronto llegaría la primavera y traería con ella hortensias, orquídeas y, más allá, seductoras amapolas. En el pueblo hablaban de ella como “la niña solitaria”; se había ganado ese apodo por hablar con las plantas y animales, correr por los prado y acudir a la plaza de abastos toda desaliñada. Pero Ana sabía que no era más que el fruto del desconocimiento y la ignorancia. Los muchachos la miraban e intentaban seducirla, pero no le importaba. No es que ella no se hubiera dado cuenta, es que simplemente no le interesaban los chicos. Algo muy raro siendo ella una adolescente, con la belleza en la piel, rizos como oleajes

Microrrelato: La gran noticia

  ¡Hola, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! No es de mis mejores textos, pero creo que me hacía ilusión hacer un texto narrativo en el que la mujer tuviera un papel de superación. Aunque el narrador esté de parte de ella, creo que o deseo que muchas mujeres vean que se puede salir de una situación peliaguda. Más adelante, habrán otros textos creedme que no ha sido fácil escribir este texto.    Cuando Elisa cogió la chaqueta y le dijo “O ella o yo” no obtuvo respuesta. Sin mirar atrás, se fue dando un portazo.   Tras unos meses en los que el dinero lo le alcanzaba lo suficiente para acabar el mes decidió volver a casa de su madre y rodearse del seno familiar, que no había visto en doce años. Le tocaba afrontar una dura etapa. Por las noches se le aparecían imágenes de los recuerdos en los que preparaba bizcocho y se hacían maratón de series o películas, pero pronto recordaba el desagrado de él en que quisiera trabajar. Fueron años en los que fue una ama de casa

Relato: Un mes de vida

 ¡Hola, mis seguidores; lectores habituales y nuevos lectores!   —El diagnóstico no es bueno. Creo que… calculando un tiempo generoso y favorable. Calculo que le quedará … un mes de vida. —       No puede ser… - La madre rompe a llorar en llanto mientras su hija, congelada y con la piel palidecida, entra en un estado taciturno del que no sale tras todo el camino en coche. Marta se ha encerrado en el cuarto y su hermana mayor entra: —       ¿Puedo pasar? – Marta se encoge de hombres y la descubre llorando, llevándose las manos a ojos para enjugarse los ojos por las lágrimas que salen a borbotones. Su hermana se sienta en el borde de la cama y la abraza.   —¿Qué voy a hacer? Tan solo tengo veintinueve años … - llora desconsoladamente y durante los próximos días Marta camina cómo zombi por toda la casa en pijama y bata. Lleva tres días sin ducharse, sin peinarse y sin mediar palabra entre la madre y la hermana, pero su hermana entra de nuevo en su habitación enfadada y le espeta

Aviso informativo: Entradas destacadas

  ¡Hola, mis seguidores; lectores habituales y nuevos lectores! Quería hacer mención de algunas de las cositas que estoy haciendo últimamente:  Muchos sabréis que colaboro con SOCIAL AFRO EVENTS  que es una asociación que recoge a los artistas y formados creadores y gentes de Madrid y Barcelona en sus distintas disciplinas, entre ellas está el cuidado del cabello, el baile y muchos otros eventos que podéis encontrar cómo la literatura que está de mi mano cada LUNES y cada lunes os hago partícipes de la literatura que vais a encontrar en el la App de SOCIAL AFRO EVENTS Con la que podréis pasar ratos en familia o amigos y asistir a diferentes eventos tanto online cómo presenciales.  Luego desde hace cosa de un mes estoy colaborando invitada por de Erotismo en guardia y Edgardo Villarreal, en MASTICADORES DE MÉXICO   son los  VIERNES   cuando os he estado hablando de ello, haciendo mención además de redireccionaros a aquellas entradas que se han divulgado aquí y están en la web de MASTICA

Microrrelato: El ciclo del desatar

 ¡Hola, mis seguidores; lectores habituales y nuevos lectores! Me veo en la necesidad de explicarme aunque sea escuetamente, en una líneas muy intimas que aun se llevan a cabo. Estoy en ese proceso de automimarse, de quererse y en estas líneas escribo un poco porqué todo vuelve cómo si no haya un perdón para nadie.  MICRORRELATO   Desat é la cordura cuando en mis manos, la pluma derram ó una lágrima desde la oscuridad que se hallaba en mi interior por tanto tiempo guardada; tantos a ños y los recuerdos aún vigentes por la p é rdida. Naturalmente tuve mis desvar í os, mis pesadumbres, mi profunda pena. Siempre afligida por no entender la barbarie que me hab í a llenado de rabia y que había dejado que mi amor propio se ofuscara en lo m á s llano del barro. Por l as noches me entregaba a los tembleques que, sin querer, sentí a al o í r su voz tras la l í nea. Tantos kil ómetros nos separaban y aú n sentí a el temor de una palabra suya . ¿ Qu é es una palabra? A veces inspecciono el

Me Gusta