jueves, 29 de septiembre de 2016

Historia inventada


¡Hola mis lectores y seguidores!

Me complace hacerles saber , que esta narración es por diversión , de momento , tan solo quiero ver como me comporto en este ámbito y saber las impresiones de la gente. Esta historia de amor , todavía no se si será algo más de momento , me contento con saber que a ustedes les gusta así que , espero que les guste tanto como a mí. No olviden que pueden darle al botón me gusta, o tal vez al +1  y si les gusta, compartirlo con algún amigo o amiga. 

Espero que disfruten. 


Historia inventada



Ella, era una chica que sabía darle versatilidad a los objetos y de unas cajas de zapatos o de collares o tal vez de unos pendientes los convertía en joyeros. De una camiseta hacia fundas para cojines, y con los pañuelos conseguía looks nuevos. La moda no es que le apasionara pero se le daba bien crear nuevos objetos para utilidades varias.

Una tarde de lluvia, salía de su casa con su único paraguas, casi medio roto, mientras pensaba que tendría que crear un nuevo paraguas que tal vez, no le llevara a mojarse tanto. Mientras recorría las calles repletas de coches buscando aparcamiento y la gente intentando resguardarse del aguacero, ella intentaba llegar al centro de la ciudad o para ser más justos, alguna tienda donde vendieran algo de pegamento, a ser posible, más resistente.
 Ella, iba ensimismada en sus cosas con la mirada puesta en el suelo, ahora pasado por agua por la lluvia, cuando chocó contra algo. Ese algo o ,más bien alguien, contra lo que choco no podía ver con claridad , llevaba el paraguas en frente de si intentando resguardarse del viento que soplaba y el mismo momento en el que los dos impactaron por las prisas la única bolsa que llevaba se le cayó al suelo. Eran unas cajas de intimísimi, por lo que ella intuyó que sería una mujer que vendría de hacer su shopping:

-Perdón, con el suelo mojado y encima el viento… además es que iba yo pensando en mis cosas… – intentó excusarse- No pasa nada, niña.- respondió una voz de chico

-vaya pensé que eras una…

-Déjame adivinar, viste la caja y pensaste que era una mujer ¿No te han enseñado a respetar la intimidad de los demás? Jajajajaja – Respondió burlón.

Ella se sonrojo pero no por sus palabras sino porque el chico era bastante mono, alto , ojos negros , aunque con lo oscuro que estaba el tiempo no pudo adivinar demasiado. Era un chico mulato, esbelto, le cubría un chubasquero muy feo color verde que llevaba en forma de poncho que ello no pudo evitar pasar por alto, ya que aquel chico la había abrumado con su belleza. Ella pensó que seguramente tendría novia  ¿para quien sino la ropa interior?:

-Oye, creo que para arreglar esto, deberíamos tomar algo  ¿tienes prisa?

- Es que yo… tenía que ir a un sitio…

-venga va! me lo debes , me has tirado la bolsa al suelo pero mira, para que veas que soy un caballero, te invito yo jeje! – Continuó burlón – si no aceptas entenderé que tienes novio o algo parecido.

Ella sonrió y aceptó la invitación.

Se resguardaron en una pequeña cafetería donde apenas había gente por lo que si tenían que hablar de algo lo podrían hacer con toda la intimidad y la libertad que quisieran. Cuando entraron en la cafetería ella estaba bastante mojada y pudo notar como el calor del aquel lugar llegaban hasta sus mejillas e intentando retener el calor en sus manos mientras las frotaba enérgicamente el la cogió de las manos y trató de hacer que entraran en calor sus manos. Ella no sabía si era por el calor del lugar o tal vez por él, pero ahora podía notar más calor de lo normal por todo su cuerpo. El la miraba preocupado:

-hay que ver qué manera de llover que tiene el día. – dijo algo más serio.

- Sí, pero es algo normal, estamos en época de lluvias. Es lo que toca.

- discúlpame, voy a mirar cómo está la ropa de las cajas, porque creo que se han mojado.

Ella se limitó a mirarlo con curiosidad y algo intrigada de para quien sería esa ropa interior si no tenía novia.
¿Será de su hermana? O de una amiga? Seguro que es de una follamiga –pensó –hoy en día los follamigos están a la orden del día y probablemente este tío lo único que quiera es llevarme a la cama y cuando ya llevemos un porrón de días juntos regalarme la misma ropa como hace con todas – siguió pensando- Este chico se cree que me tiene en el bote y yo lo único que estoy haciendo es incentivar su juego con las mujeres. Debería irme de aquí:

-Oye, ¿estás ahí? Jajajaja veo que le das rienda suelta a la imaginación. – dijo nuevamente burlón.

Ella seguía mirando las cajas que al parecer se había mojado pero ella no escucho apenas nada estaba como hipnotizada:

-Ah! Seguramente te preguntaras para quien es esto, ¿verdad?

-Yo no pienso nada

- seguro que te pensaste que era de alguna novia o tal vez de algún rollete ¿me equivoco?

Ella se sonrojo aún mucho más si a algo se podía parecer, era a un tomate en este momento:

-Bueno, tal vez lo haya pensado pero no hace falta que me des ninguna explicación.

- Mi hermana ha tenido hace unos meses un bebe y como ya te imaginarás ella y su marido no han tenido tiempo de hacer nada en estos días, ya sabes, y me pidió que por favor le comprara lencería para prepararle una noche… digámosle… arrebatadora para él. Y como yo soy muy buen hermano, y al parecer tengo muy buen gusto, elegí esto para ella, porque… mi hermana lo es todo para mí y más ahora mi sobrinita con apenas unos meses.

Ella, no pudo más que sentir vergüenza al oír su explicación tan detallada. Así que le entro la risa y él la sonrió. Estuvieron toda la tarde conversando, dejándose llevar por las palabras , las manos, algo más secas y ardientes en aquella cafetería en la que se dieron los números de teléfono, cuando el tiempo amainó y se despidieron con dos besos , en las mejillas deseándose una buena noche.


Ella salió de la cafetería , ya llevaba un buen rato de camino a su casa mientras iba repasando toda la conversación de aquel chico llamado Aarón del que no podía olvidar ese humor , su cara burlona y su caballerosidad al pagar los cafés, cuando su en su móvil suena , Dani Martin , besos.  “ …y eso es lo que quiero besos … todas las mañanas me despierten besos… luego … “ descolgó el teléfono :

-¿Diga?

-Oye Alba soy Aarón…

-Sí, Dime…

- Yo… esto… tengo un problema.

- Para lo que necesites estoy aquí, dime

-AH! ¿Para lo que yo quiera? Entonces debes, es más, tienes que quedar conmigo una próxima vez…

- ¿y eso?

-porque me he quedado con algo tuyo... quisiera devolvértelo y tal vez…





martes, 27 de septiembre de 2016

¿Qué fué de aquella chica o chico?


HOLA, mis lectores y seguidores!

Puesto que hay gente en mi vida que a veces , tienes bajones , y tiende a mirar al pasado y me ha hecho pensar que a veces nos desanimamos con mucha facilidad, aquí van unas palabras de aliento.

  Espero que le sirva a alguien como referente porque en esta vida , todos tenemos problemas , todos ,nadie se escapa.

¿Qué fue de aquella chica que ocultaba sus más tímidos pensamientos? Esa chica, ya no se calla cuando oye hablar de ella por la calle, es cierto que la gente siempre va hablar de ti, si, lo más probable es que es que estés en boca de todos hasta para los más envidiosos. Decidió no hacer caso de lo que no se puede controlar.

¿Qué fue de aquella chica que no participaba en las conversaciones en grupo? A veces, lo más seguro es que una persona que no intervenga en una conversación se deba a su extrema timidez, pero con un poco de astucia, puede ir uno sentíendose con más soltura a la hora de participar y descolgarse del miedo a hablar en público. Todo se supera, todo se acepta y finalmente se puede pasar de página para empezar con otra cosa.

¿Qué fue del miedo a ser amada? Simplemente una o uno, no encuentra a la persona adecuada. A veces, tenemos que pasar por miles de tormentos y para llegar a lo esperado y ansiado, y lo curioso es que mayormente, llega sin que uno se lo proponga.

¿Que fue del pasado y del futuro? Decide abandonar los malos hábitos y volver atrás solo para recordar lo bueno de aquello para incentivarse en querer ser todo lo bueno o buena que fue mientras se hacía o se era como aquella época. De todo se aprende y si tienes que volver al pasado para darte cuenta de que no eres tan oscuridad como te sientes, que eres más arcoíris que lo que te pueda parecer, mejor que mejor. Dentro de lo malo, hay algo bueno.

¿Que fue del hoy?
Hoy decide bailar, cantar , hacer el ridículo sin miedo a quedar mal , llorar , reír, equivocarse , saltar , aprender , querer y ser querido , no darle más importancia a las cosas de lo que se merece y sobretodo , darle un voto de confianza a la vida y por qué no,


Él o ella también merece ser feliz de la manera que mejor se adapte ella a la vida y no al revés , porque el poder lo tienen ellos con sus acciones, sus actitudes y la manera en que abordan todos sus problemas frente a la vida.

Hoy,

Vamos a ser felices, a nuestra manera.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Amor de improvisto.

HOLA mis lectores y seguidores!

¿Quién iba a decir que aquella pareja duraría tantos años juntos?


Ella, de un pueblo de Barcelona, acababa de salir de una relación tormentosa, en la que ella no contaba para nada más que para los cuartos y las rondas de cervezas que iban y venían todos los días de la semana, aunque preferiblemente, los fines de semana, cuando ella cobraba. Él le había hecho sentir que la culpa de que la relación se disipara, era de ella. Mientras en las noches ella anduvo por las calles como alma en pena, llorando su amor, pregonando su amor con su presencia en las calles, que todas le llevaban a un mismo sitio. A su casa.



Él, de Almería, cansado de la vida nocturna, los tragos de cacique, rondas de chupitos y  las chicas que solo le atendían a su billetera. Cansado del egocentrismo de aquellas chicas, que lo único que hacían era pedir cuanto se les antojaba, cada vez que articulaban. Harto de lo mismos cuerpos esbeltos que solo se veían atraídos por su físico y la superficialidad, carentes de ideas, de pasión, empatía, cariño mutuo… decidió acabar con el gimnasio y las largas noches de parranda.


Una tarde de aburrimiento, ella se entretuvo a enviar mensajes de texto a hombres desconocidos sin ninguna expectativa. Tan solo quería unas letras amigas y tal vez una buena amistad. Ella vio que entró un mensaje de un tal ‘Coyote’, se hicieron algunas preguntas típicas como el de dónde eres, edad, trabajo y a partir de ese momento empezaron a intercambiar mensajes.  Ella sintió que era diferente, pero ella no quería, ni esperaba, algo duradero de todo aquello. Acababa de salir de una relación amarga y tan solo buscaba algo lo más parecido a una amistad.

Lo que empezó como mensajes de texto, se convirtió en llamadas al móvil. Todas ellas repartidas a lo largo del día. Al parecer, él era albañil y trabajaba todos los días, incluidos los sábados y en cuanto se podía escapar un rato había estado haciendo hueco para llamarla a ella.



Ella sintió que esto podía ser real, que quizás, de esta relación de amistad, podría surgir algo, pero… ¿El qué? Había tanta gente que se había aprovechado de ella, que intentó disuadir esa idea de la cabeza, para por una vez, no ser lastimada, por vez consecutiva.

Pasaron los meses y la confianza comenzaba a aflorar. Así que ante tal situación, él le propuso ir a Almería a que ella le conociera. Ella no quiso responder en el momento. Pidió consejo y tras las palabras de su amiga decidió que él debería ganársela y luchar por ella.


A las pocas semanas él estaba realizando un viaje de 14 horas un sábado, justo después de trabajar, para conocer a aquella chica que le tenía ya el ojo echado. Con la que tantas conversaciones telefónicas habían intercambiado.
Ella se encontró con un chico barbudo, con una camiseta blanca, y unos vaqueros. Ojos marrones y pelo rojizo de punta.


Como por teléfono había tanta confianza, ella le advirtió que era muy tímida. Lo que pasó en los siguientes 2 días, fue que él se lanzó a ella. La cogía de la mano cuando ella no le había dado permiso, la cogía de la cintura, la hacía reír… pero ella se mostraba tan tímida que hasta le temblaban las piernas y en el hotel, ellos dos juntos, después de que él se cambiara de ropa, yacieron juntos entre las sabanas de aquel lugar como dos enamorados.




Lo que ella notó, es que quizás tuvo que haber esperado un poco más antes de entregarse a él, pero con el tiempo, se dio cuenta de que aquella noche fue el principio de muchas más juntos. Hoy, ahora, y ya hace 8 años que están juntos. El amor les inundaba, se amaban y eso , era lo mas importante.

No se si fueron los planetas que se alinearon, las estrellas o las galaxias, pero el universo se puso de acuerdo, para que aquellas dos almas, se unieran de por vida.



jueves, 22 de septiembre de 2016

Anonimato: Ama de casa.

Hola mis lectores y seguidores!


Se levantaba cada mañana, se acicalaba y se iba directo a la calles con el silencio de las mañanas de las 7:00h a sentarse en la rambla a devorar algún libro, a dejarse impregnar del fresquito de esa hora.


A menudo, se encontraba así misma, sonriendo al leer algún párrafo y subía la mirada intentando recrear en su mente lo que acababa de leer en su libro. La gente que pasaba, miraba con muecas en su cara, no parecía que llevaban prisa por llegar al trabajo, más bien parecía que se recreaban en ser el objetivo de aquellos trabajadores que, aunque con prisa, tenían tiempo de pararse a sonreír por su gesto.

Seguía a lo suyo cuando decidió pasear por el morro de Almería, también conocido como el cable mineral y de ahí, al paseo marítimo con su libro en la bolsa decidió pararse en un banco a contemplar el mar. Justamente salía el sol, y decidió echar una foto. Empezó a pensar en lo poquita cosa que era, puesto que el sol se levantaba todos los días y deslumbraba dando los buenos días a todos los almerienses. Sin embargo, en este mundo de prisas, en el que no hay tiempo para nada nadie, la gente prefiere hundir sus cabezas en un aparato que una puesta de sol y admirar su alrededor.


Anduvo  toda la mañana pero sus piernas no estaban tan acostumbradas al trajín de estar sin parar, así que decidió tomar un autobús hasta que le dejara en la calle Granada y entretenerse con los escaparates de los chinos, ya que en el centro estaba tan caro todo, quizás tomarse una manchada y volver a sumergirse en su libro al son de un pitillo.

 La mañana empezaba a llenarse de gente que iba a comprar a la plaza y hacia su recorrido para llegar hasta allí por la Calle Granada. Las señoras iban con su carro, comentando el tiempo y sus carritos listos para hacer la compra de la semana o tal vez el mes.


Nada más bajar del bus, inicio su recorrido de escaparates esperando encontrar algo que le llenara de mágia. Quizás alguna figurita que llevarse a su casa, un bolso, o algo para decorar su casa, el caso es que debía observar, para pasarse una próxima vez, ya que solo llevaba el bonobus  para desplazarse por Almería y unos pocos euros que harían que pudiera tomarse un merecido café acompañada de sí misma y su libro, como no.
No fue hasta que no llego a su destino, la cafetería Spainnow, que no decidió degustar tan ansiada bebida. Dejó a un lado su bolsa, y sacó el libro mientras esperaba a que le tomaran nota.  El tiempo debió pasar muy deprisa , o al menos ella así lo notó porque ensimismada en su mundo , el mundo de las letras , no se dio cuenta de que el camarero algo impaciente por que no conseguía su atención no podía ejecutar su cometido , la había estado alzando la voz para tomarle nota. En cuanto oyó la voz del tan joven camarero, hizo su pedido y prosiguió a lo suyo. 



Allí, sentada en la terraza, no se dio cuenta de que a lo lejos, se acercaba su vecina con el carro de la compra que llegaba con noticias, pero ella solo noto su mano por su cuello y de un salto se giró para descubrirla con una sonrisa entre dientes. La vecina se sentó y estuvieron compartiendo la mañana mientras se tomaban un café, lo que le iba a decir no era gran cosa pero ella se preguntaba que tenían los cotilleos que siempre se arrancaba a soltar alguno como si a ella le importara lo más mínimo.

Ella no quería ser mal educada, así que se limitó a seguir la conversación que le daba la vecina con todo lujo de detalles y cuando el tiempo se consumió para ella por sus quehaceres, se levantó, se despidieron y ella pidió la cuenta para macharse a casa, su día empezaba ahora.

Arreglar la casa, limpiar la terraza, doblar ropa y los pocos platos que se dejaron las visitas del fin de semana… Todo.

Con la llegada del medio día una taza de café le ayuda a coger aliento del ajetreo de lo que es la vida de una ama de casa, comer sola,  ver la tele sola, esperando que el trabajo de su marido le lleve de vuelta a casa, de una pieza.

Con la llegada del marido, hacer la cena y quizás si llegara muy cansado, hacerle un masaje en los pies, hablar del día que han pasado los dos por separado, deseando que llegue el fin de semana para cogerse con ganas y si la economía lo permite escaparse de relax juntos o con los amigos.





miércoles, 21 de septiembre de 2016

Amistades peligrosas.

¡HOLA, mis lectores y seguidores!!

Ella era la que llevaba las riendas de su vida ahora. Con una niña en su regazo cogió sus maletas y volvió a casa de su padre. Retomó la relación con su madre y meses después, ella y yo, nos encontramos.
A simple vista todo en ella parecía correcto, nada podía hacer pensar que ella también tenía sus propios demonios pues ella una chica de media estatura, ojos marrones, se había teñido el pelo de rubio y se lo había cortado dejando una melenita corta. Era guapa de cara y era una chica que aparentaba tener las cosas muy claras, lo cual, hacía que los chicos se fijaran mucho en ella, aunque hay que decir, que su delgadez y su ropa , tanto faldas como vestidos y su extremo cuidado a la hora de vestirse le ayudaban mucho.

Nos conocimos en una época en la que ella, desconfiaba bastante de la gente, en especial de los chicos pero eso no impedía atraer a los chicos como abejas a sus enjambres deseosos de su miel. La verdad es que yo, muchas veces me sorprendía de lo rápido que caían  prendados de ella.

Ella fue la que me dio soporte cuando mi chico y yo pasábamos por alguna crisis de pareja, pero hay que reconocer que ella no estaba para dar consejos y aun así, siempre tenía palabras de ánimo. Siempre me daba la razón a mí, pero supongo que eso es lo que hacen las amigas.

Yo estaba un poco acomplejada con mi cuerpo pero ella nunca dedico ni un minuto a quejarse de su cuerpo, de querer encontrar pareja. En lugar de ello salíamos juntas allá donde nos llevara el viento, con su niña,  caminábamos mucho solo para ir a tomar un café , y si los fines de semana queríamos salir de fiesta , dejaba a la niña con su familia y salíamos sin problema.

Tiempo después , me di cuenta que aquella a la que llamaba amiga había estado poniendo en contra a todas las parejas del grupo , hablaba mal de mí a las demás chicas , a las demás parejas e incluso a gente con la que solo intercambie unas pocas palabras.

Fue tan duro darme cuenta que ya no éramos amigas, que había entregado hasta el último escondrijo de mi a alguien a quien admiraba tanto y todo lo que le ofrecí lo hizo trizas, lo mutiló, haciendo de mi la persona más desconfiada de allí en adelante.


Meses después, me la encontré en Messenger, estuvimos hablando y ella quería engordar , que si había conseguido engordar, que si todo le iba muy bien… y yo , pensaba que podríamos volver a ser amigas cuando en un mensaje sus palabras fueron : <<te hable por educación. >>


No soy quien para dar consejos pero, espero que esta historia os sirva para daros cuenta de que no se puede confiar plenamente en todo el que te tiende la mano. A veces, es mejor contar lo justo y lo que te interesa a esa persona a la acabas de conocer y con el tiempo… quizás y solo quizás, probablemente , sea adecuado decir o contar según que cosas.


martes, 20 de septiembre de 2016

Letras.

HOLA mis lectores y seguidores!

Escribir me reconforta, me transporta, me hace experimentar, me desahoga, otras me llena de amor, de rabia, pero todas las letras que escribo tienen una finalidad.


Puedo escribir lo que a mí me parece tan bello, asombroso o emocional pero puede que la otra persona lo perciba de otra manera, ¿De qué manera? Cada uno sentimos de una manera distinta pero el caso es que cada ser lo percibe a su entender. Estamos conectados entre nosotros, cada palabra es algo que podemos escribir, anotar, imaginar, enlazar con otra cosa, pero al fin y al cabo podemos comunicar lo que estamos sintiendo ya sea bueno o malo.

Tuve un sueño en el que aparecía un móvil y ese móvil era transparente. ¿Pueden mis palabras ser tan transparentes como lo era el móvil en el sueño? A veces conseguimos ver más allá de lo que nos dicen las palabras, entender que esa persona, está conteniendo sentimientos, o que se despoja de sus miedos con un escrito que nos eriza la piel y cala en nosotros como jamás creímos, como jamás imaginamos. Somos algo más que cuerpos, somos algo más que masa corporal, somos seres capaces de transmitir emociones, sentimientos, ideas, objetivos, reflexiones… todo lo que se nos cruce en ese momento, y con esas letras, hacer lo que queramos, pero… ojo! Esas letras… tienen un poder.


“Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad.”

FELIZ SEMANA PARA TODOS , GRACIAS POR LEERME.

Nubes en mi corazón

Siempre me has demostrado que me quieres
Pero el solo hecho de imaginarte hablando con otra persona
Me hace imaginar lo peor.
No es que te vaya a perder,
Es que encuentres a alguien mejor que yo,
Es que esa persona
Te de todo lo que yo
No he sabido darte.

Es suspirar,
Rezando al mismo tiempo
Deseando que nunca ocurra nada que te haga recordar
Que un día te hice mucho daño.
Nunca me has reprochado nada,
Nunca me has pedido más de lo que podía darte
Jamás me has exigido demás,
Aun así,
Siento que te debo más de lo que puedas pedir.


Todo lo que hice,
Es poco.
Todo lo que haga en este momento,
Es poco,
Todo lo que te demuestre,
Es apenas nada.
Temo perderte como perdí una parte de mí
Cuando nos separamos hace años.
¿Qué estoy haciendo mal?
Siento que en cualquier momento
Nuestras almas se dispersaran
Alejándose el uno del otro
Sin mirar tanto tiempo recorrido.


Hoy llueve en mi corazón
Llueve en mi alma y en mi calma
Hay tempestad
No quiero nubes,
No quiero truenos,
Yo sé que nos amamos, pero
No quiero vivir sin ti  Si lo nuestro
No es estar juntos.
Si no siento que me ahogo cada vez que me miras
Casi muero al
Sentirte y
Vuelvo a resucitar al recibir una caricia.
Tendremos que ser fuertes,
Tendré que ser fuerte,
Tan solo es una amiga.


lunes, 19 de septiembre de 2016

Hakuna matata.

Estaba en mis estudios, estaba decidida a pasar página después de aquel terrible suceso en mi vida que a partir de ahora me acompañaría hasta el fin de mis días pero como dice timón en El rey león “ Hakunamatata”  si el mundo te da la espalda , lo que has de hacer es darle la espalda tú también. Eso no era tan fácil para mí, era una persona a la que le daba igual con quien tratara, si me hablaba, aunque me hubiera tratado mal, se merecería mi atención. No sé hasta qué punto pude llegar a seguir esta regla, pero al parecer, muchas veces.

Cuando yo dejé el Mc Donalds congenié muy bien con una encargada tiempo después y solíamos quedar para ir de “party” los findes o de “shopping” aunque por lo general era ella la que siempre se compraba ropa y yo, miraba. Ella se había convertido en la persona con la que compartir, por aquella época, y admirar.
Todo se dio cuando llegó el fin de la semana, deseosa de exprimir y saborear la pista de baile con las mejores canciones y menear ese cuerpo hasta cansarlo, maltratarlo contoneando las caderas, agitando los brazos cada vez que salía la canción que tú y tu amiga habíais consagrado como ‘vuestra canción’. El reguetón estaba en todo su esplendor y las minifaldas abundaban. Al igual que el ‘culeo’ y las rondas de chupitos de tequila. Había que aprovechar el fin de semana, porque… ¿No va ser todo estudiar, verdad? 


Habíamos quedado en Gloríes, parada de metro en Barcelona. A la salida de la boca del metro, había una paradita con comestibles pero no hicimos caso queríamos cenar algo cerca del centro comercial y en un mc Donalds de allí mismo, cenamos todos.

Mi amiga, por aquel entonces, empezaba una nueva relación con un chico más joven que ella. Él iba para abogado, ella, estaba trabajando de lo primero que le salió por que al haber venido de otro país, le tocaba convalidar sus estudios pero habíamos llegado al lugar, y todo estaba allí adecuado para que la gente se lo pasara bien. Todos consumimos nuestras respectivas bebidas y un chico del local empezó a bailar conmigo. El chico,   era mono, aunque yo realmente lo que quería era bailar, él quería que fuéramos fuera a hablar y puede que con suerte llevarme a la cama pero nada de eso sucedió. En lugar de eso, los conocidos con los que yo iba se quedaron bailando mientras yo me fui al otro lado del local con el chico.

La noche empezaba a consumirse y la mayoría de ellos tenía que descansar para poder rendir el lunes. Cada uno con sus respectivos quehaceres pero yo quería seguir bailando y mi amiga que llevaba mi dinero le dio mi dinero al chico para que me lo guardara. No sabéis lo feliz que estaba, pero la copas ya empezaban a pasar factura. El chico tenía que irse y decidió acompañarme hasta la otra punta de Barcelona, hasta mi casa, pero allí estábamos esperando el tren mientras hablábamos del amor, ¿el amor? Yo quería pasármelo bien, ¿a qué carajo venia todo eso si nos habíamos besado o como dirían los jóvenes ahora, enrollado (creo)?  Al parecer yo iba tan tomada que empezó a decirme que había una chica que le gustaba y que no sabía porque ella no le hacía caso. Trate de contener mi molestia por aquel comentario y le aconsejé lo que mejor supe y al parecer el consejo le hizo que se le encendiera la bombillita y decidió no acompañarme en el tren de vuelta a mi casa. 


Total,  que le di, al parecer, un buen consejo, me iba sola hacía mi casa con un ciego de narices pero que entendía y me acordaba de todo claramente, y para colmo…. ¡Se quedó con mis 20 €!!!! Si si, el dinero que supuestamente debía devolverme al final de la noche, cuando volviera a mi casa, se lo acabó quedando y yo me fui a casa con el peor sentimiento que puede sentir una chica. 

Me utilizaron hasta que ya no les hice falta pero como dice timón y pumba: "Hakunamatata"


viernes, 16 de septiembre de 2016

Amor de oficina.

Llevaba arrastrando los días de la semana y por fin había llegado el viernes, tan ansiado, con ganas… Nada podía ir mal, pero había un sentimiento que la hacía pensar en el chico con el que había compartido tantos desayunos en el trabajo. Su mente se disparaba imaginando como sería ser correspondida al fin. Fantaseando con el hecho de decirle todo lo que su corazón escondía que, aunque le aterraba la idea de poder exteriorizar cualquier sentimiento, ya llevaba muchos meses ocultando tales emociones que afloraban en su interior.


Ella tenía su número, y aun le costaba entender cómo se las había arreglado para conseguirlo. Se había dado cuenta que se había vuelto habilidosa en el arte de inventarse excusas, para conseguir sentirse un poco más cerca de él.


Él, actuaba en consecuencia, ella le había tratado muy bien y él era como que, quería corresponderle, pero el día no parecía que fuera a ser mejor, se acababa de enterar que al chico que le gustaba, su compañero de trabajo, le habían hecho los cuernos con su mejor amigo. Su voz al otro lado del teléfono, se mostraba abatida, era una voz con llanto contenido, rabia y algo de furia pero al mismo tiempo,  conservando esa amistad entre ellos.


Al escuchar esas palabras, ella se dio cuenta de que debía decir en algún momento que le gustaba. No quería ponerle en una encrucijada, pero ya llevaba muchos meses evitando tener que decirle sus sentimientos hacia él y ella se vio a si misma moviendo los labios como si tuvieran vida propia con las siguientes palabras que sonaban así: <<Me gustas, me gustas muchísimo...>> << No espero ser correspondida pero tenía que decirlo.>> En ese momento, un ángel tuvo que pasar, porque en el trascurso de los segundos posteriores, no se oyó nada. Ella pensó que habría colgado, pero aunque dijo repetidas veces, si estaba ahí, al otro lado del teléfono, no se escuchaba nada. Él ,solo pudo decir que  estaba pasando por una época muy dura, y no podía pensar ahora mismo en tener novia. Su corazón se encogió, sintió un vuelco y todas sus esperanzas se vinieron abajo . Lo cierto es que la situación ,se tornó un tanto incómoda en los siguientes días.

 Él, se sonrojaba cuando se acercaba a ella, pero él la rehuía, ya no bajan a desayunar juntos. No intercambian palabras por los pasillos de la oficina, y cuanto más incómodo, pudo ser desagradable. Ella empezó a sentir que debió haber esperado un poco más. Las semanas pasaban y un día cualquiera de la semana, él la invito a que desayunaran juntos ,pero nada volvió a ser igual.
La prueba definitiva de que el solo quería  amistad ,fue cuando llegó Sant Jordi. Él, la invitó a desayunar y con algo de vergüenza, le regaló una rosa en muestra de amistad y únicamente por eso, pues fue lo que dijo al preguntarle ella porque le regalaba la rosa si no quería nada con ella. 


De vuelta a los vagones que la llevaban de vuelta a casa en el tren, pensaba que había conseguido muchas cosas difíciles en su vida. Había estudiado para ser administrativa y con mucho esfuerzo consiguió ese trabajo ansiado; bajó de peso y consiguió la figura que deseaba, pero lo más importante, quizás, esta vez, no lo había conseguido. El amor.


En el vagón, se encontró con una vieja amiga, pero eso, es otra historia...

jueves, 15 de septiembre de 2016

En nuestro señuelo.

"Todos tenemos a alguien en nuestro señuelo".

Todos tenemos alguien que removería cielo y tierra porque hiciéramos lo que ellos esperan de nosotros. Simplemente hacerles caso.

Lo cierto es que cuanto más niegas a esa persona, esa persona, más se engancha de ti y más haría por ti y por lo general solemos ir detrás de aquellos que no nos prestan toda nuestra atención. ¿Por qué?
Mi teoría es que los que no nos hacen caso nos crea cierto atractivo pero ¿tiene eso sentido? Cuando admiramos a alguien ponemos (algunos) todos nuestros sentidos en querernos parecer a ellos o estar a la altura, por lo que queremos de su atención para que nos guíe y podamos contar con su aprobación o su bendición.


¿Qué ocurre cuando esa persona a la que admiramos no nos hace caso? 

Lo lógico es que nos enfademos y que ya volvamos a darle ese mismo valor pero lo que suele ocurrir es que insistimos en llamarlos, escribirlo o invitarles a que pasen tiempo con nosotros.
Hay gente que busca lo mismo que ellos, gente igual a ellos y por eso hay tanta gente en señuelos que, no vayáis a creer  que no lo saben. Obviamente lo saben, y juegan a su favor de la manera que sea.
Una madre que tiene dos hijos y que hace más caso al que no le haca ni el mismo caso ni le da el mismo respeto mientras el otro se desvive por darle todo aquello que esa madre le ha pedido sin sentido alguno. (Siempre habrá un círculo vicioso)
Un chico que conoce a una chica de hace muchos años, le pide que haga todo lo que se le antoje mientras ella no se da cuenta, que la está utilizando, ella seguirá haciendo lo mismo porque lo tiene idealizado.

Una chica que sabe que ese chico haría lo que fuera por ella lo pone aprueba millones de veces mientras ella sigue colgada de otro.


¿A quién tienes tú en tu señuelo?

lunes, 12 de septiembre de 2016

Elixir.

Me induces a la locura,
Al desenfreno…
Por mis labios
Hace tiempo que
Están deseos de los tuyos,
Erizándose con cada caricia…
Cada roce que
Provoca un pensamiento evocador,
Cautivador…
Con tu perfume…
Ese elixir…
Solo espero que
Cuando ya no esté,
Me recuerdes con la belleza de mi aroma
Fundido en el tuyo,
Aprisionándonos,
Palpándonos en la noche,
Sintiéndonos con descaro,
Cada recoveco ,
Cada extremidad de tu cuerpo,


Poseeme…
¡Hazme tuya!
O seamos dos almas en pena que

Vagan en los más lúgubres sentimientos.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Premio a la mejor entrada del mes de Agosto y Nominaciones de Blogger House.






Hola lectores y participantes de Blogger House. 
La sorpresa fué inmensa y la alegría, de las mejores al recibir el premio a la mejor entrada del mes de agosto.





Así como se expresa en las normas , voy a nominar a los diez mejores que me han parecido más que buenos, de igual forma creoque todos tienen su esencia, asi que allá voy :

La Mirilla de cupido : lamirilladecupido.blogspot.com.es

Rakel Relatos: losrelatosderakel.com

Cindy Groulx: tinyurl.com/cindyopenhouse.com

Chante Noir: bloggerhouseforyou.blogspot.com.es/2016/09-pasajero

Federico M: federicocla.blogspot.com.es

Diana Pinedo Ortega: grafema11.blogspot.com.es

Ana Molina: hilvanandomomentos.blogspot.com.es

Amparo Iglesias: cercadelarte.blogspot.com.es

Joaquín Lourido: joaquinlourido.blogspot.com,es

Felipe Rodríquez: contagiandolocuras.com


Felicidades a los nominados!!!! Espero que os haya causado tanto alegría como a mi me causó el premio. 


Gracias a todos por leerme , escribir y compartir. 

Keren.

Zombis del dinero.


Hola mis Lectores!!

Solía pensar que la vida era demasiado dura , que de familias enteras unidas por un padre que hacía que todo encajara como una especie de puzzle , se distanciaran por culpa de una herencia; familias divididas porque el dinero no llega en casa para todo lo que hay que pagar; un padre de familia que se hinchaba a buscar trabajo pero nunca conseguía trabajo por más que lo intentaba; jóvenes abatidos porque al no tener experiencia suficiente como para trabajar, las empresas no les daban la oportunidad de empezar en lo que habían estudiado.



Nuestra historia es básicamente la de que nos conocimos en una época en la que apenas unos meses antes de la crisis nos podíamos permitir lo que quisiéramos y el despilfarro hizo de nosotros unos caprichosos, incapaces de asumir la crisis y todo lo que conllevaba. Nos tocó madurar juntos , a base de palos , a base de no tener nada que llevarnos a la boca , de gastar sin cabeza , de no pagar las facturas a su debido tiempo, de llorar porque no tenías ni un triste bocado que llevarte a la boca.

Los primeros años él conseguía trabajo de comercial. Con el tiempo, dejó de ser un trabajo que compensara cuando las facturas aprietan.  De ahí los trabajos iban variando pero sin éxito alguno. También, con los años fuimos adquiriendo experiencia en enlazar trabajos, porque el que no corre, vuela. Puede que al principio los trabajos no dieran frutos jugosos pero teníamos para comprar comida e imprescindibles.


Dicen que dios nunca aprieta o ahoga más de lo que puedas soportar, pero yo estoy segura que si no era un castigo, el universo se estaba mofando de nosotros haciendo de nosotros zombis del dinero que al fin y al cabo  necesitábamos para poder sobrevivir y permanecer juntos.

Lo que no te cuentan cuando tienes pareja es que el dinero, si falta, puede ocurrir que haya discusiones, que penséis que no podéis permanecer juntos, que te sientas abatido y lo que es peor caer en una profunda depresión. Muchas parejas han tenido que permanecer separadas porque no podían hacer frente a un alquiler pero lo que se ha ido viendo, es que con apenas 400€ y el único sustento económico en la familia sobreviven familias de  hasta 5 y 6 personas.


No es tiempo de gastar sin cabeza, no es tiempo de disfrutar pues si sales a tomar algo, es una vez al mes o a la semana y da gracias, el dinero no da para ese lujo, ni siquiera para ir a la peluquería cada semana. Si vas, será para algún evento en el que no te quedará otro remedio, doy gracias otra vez , irse de vacaciones es irse a la piscina municipal para que los críos puedan hacer algo diferente y sobretodo hacer el esfuerzo porque no se note que en casa , las cosas no van bien , doy gracias de nuevo ,pero ésta vez porque de momento hemos hecho y estamos haciendo lo posible para que no le falte un plato de comida a nuestra familia, no por el gobierno, doy gracias por no haber decaído y haberme rendido todavía porque sé que la situación , podría ser peor.


Mi primera semana de Septiembre.

Las mañanas suelen presentarse con un alba que te da los buenos días con el primer ladrido de tu perro, deseoso de darle un bocado a su pienso y beber agua a la espera de un agradable paseo que hará que fógue ese nerviosismo que lleva consigo.


Le pongo una ración de pienso y su pertinente agua para que se pueda hidratar y acto seguido voy en busca de un café merecedor de un día lleno de acontecimientos nuevos. Aun no hay la suficiente luz como para apagar la luz del comedor.

Enciendo la radio y escucho las segundas voces en toda mi mañana intentando poner en orden todo lo que hay que hacer hoy por la mañana. No sin antes saborear el café acompañado de un pitillo lleno de ganas por no haber inhalado nada en toda la noche. -Sí, esto es vida, -pensé.

La mañana se presentaba con ganas, pues había que limpiar el polvo, barrer y fregar, fregar los platos y hacer la colada antes de que llegara el medio día, puesto que me había levantado temprano , podía ir tranquila y abordar las tareas con esmero. – Es mejor tardar más y que esté bien hecho, a que este hecho deprisa y mal hecho – pensé.

Estaban radiando música animada y la mañana se hizo amena. De vez en cuando paraba para darle al agua un ansiado trago.

El sol está subiendo e impregnando calor en el ambiente. Ahora hace bochorno pero no me impedirá ejecutar mis tareas como lo planifiqué. – Además, ¿si no lo hago yo , quien lo va hacer? El perro? – sonreí.


El perro ya empezaba a impacientarse, pero el día daba para mucho y decidí darle lo que se merece, un buen paseo. Me puse el chándal, auriculares y la música puesta. Abrí la puerta de la terraza y el perro asomó la cabeza, como preguntando si era de buen gusto su presencia. – sienta! – le dije. Se sentó y acto seguido le puse el arnés. En cuanto cerré la puerta de la terraza, el perro, rápidamente intuyó que salíamos a la calle y el nerviosismo se apoderó de él. Tuve que hacerle un alto para imponer quien manda y se tranquilizó un poco. Bajamos juntos las escaleras y en la puerta siempre se sienta esperando a que abra la puerta de la calle mientras yo cojo todo lo necesario, bolsa (para los regalitos) , llaves , móvil … etc. -Todo en orden – pensé.  


Algunos vecinos se te quedan mirando como atraviesas las calles con tu perro, nunca se muy bien si es que nunca han visto un perro o es simple cotilleo. Siempre está la vecina simpática que te saluda dando los buenos días y cómo vas con los auriculares, te descuelgas uno y le das la pequeña coba de todos los días. Que si hace mucho calor, que si hay una ola de calor, que perro tan bonito tienes, o hay que hacer las tareas de casa e infinidad de cosas más. Unas veces me paro otras tan solo es un saludo cordial pero es encantadora esa señora.


Atravesamos todo el barrio hasta llegar a una especie de descampado todavía virgen. Tiene toda la pinta de que en el futuro, habrá pisos, pero como hay una crisis que no te levantas del suelo, no hay quien edifique. El perro va cogiendo terreno y va haciendo sus necesidades y olfateando mucho. Observándolo todo, inspeccionando las plantas, las piedras, los arbustos… para él, es como un nuevo lugar para descubrir. Los pastores Alemanes, tienen el olfato muy sensible y es con lo que más se guían.

Mientras voy escuchando música, veo como la gente empieza a llegar al lugar con sus mascotas. El cielo está completamente azul y el paseo está siendo agradable. Las montañas son el principal paraje a lo lejos y  a la vista. Algunas nubes asoman por allí pero, ni rastro de lluvia, el día es caluroso. Y allí entre tanta belleza de naturaleza mis mañanas cambian completamente estirando las piernas y dándole un merecido juego a mi compañero de cuatro patas.


jueves, 8 de septiembre de 2016

Segunda oportunidad.

Aquella chica, tenía una actitud ante la vida, admirable, aunque por dentro se estuviera rompiendo, aunque ella en su interior, casi estuviera de rodillas esperando un rayo de luz, ella siempre echaba hacia delante, como jamás lo vi en cualquier persona. Lo cierto es que por aquella época apenas tenía 23 años y nos llevábamos casi como hermanas. 

Aquella chica, pasaba por una época más bien mala que no se la deseo a nadie. Sin embargo, ella sacó garra y lleva un porrón de años con su pareja a la que ella quiere con devoción y él a ella.

Aquella chica y yo, finalmente por culpa de una tercera persona a la que no pienso nombrar porque no lo merece, hizo que nos separáramos y pensáramos mal de la otra, en definitiva, que discutimos y nos distanciamos perdiendo así nuestra estrecha amistad.

Casi más de 3 años después, por cosas del capricho, nos ha juntado otra vez y volvemos a compartir con nuestras parejas momentos inolvidables.

Es admirable como se aman esa pareja, a pesar de todas las adversidades, la enfermedad, y las amistades. Siempre han estado juntos y ahora se adoran más que cuando se conocieron. Ella siempre preocupada por él, y el siempre haciéndole detalles. Que queréis que os diga, es adorable ver como se aman y se defienden el uno al otro sea quien sea que les ponga una traba. Se defienden con carne y uña. Y eso, es de mucha honra.

solíamos quedar para contarnos nuestros problemas , solíamos hablar de todo y ella , con su desparpajo, siempre me hacia reír. íbamos de aquí a allá, tomábamos algo, cenábamos los cuatro , salíamos bailar ... Infinidad de cosas y aun con tantos problemas por los que pasamos , nos hemos dado una segunda oportunidad.


miércoles, 7 de septiembre de 2016

Reflexiones XL

Hola mis Lectores!!


Hubo un día en que mi cuerpo me permitía lucir ropa de todo tipo, exhibiendo mi cuerpo por las calles de Barcelona, saliendo a beber, bailar o tal vez a un café. El caso, es que me veía guapa, otra cosa es que los demás también me vieran como yo me veía, cosa, que si tengo que ser sincera no creo que me importara demasiado, pero hoy por hoy opino que algo sí que debería de importarme aunque solo fuera un poco.

Cuando estás delgada es como que una especie de poder invade todo su ser. Sí, me explico. Esa sensación de que gustas, de que la gente te mira porque eres guapa o en su defecto, iba bien vestida no era nada comparado con la sensación de que puedes tener al chico que quieras y cuando quieras pero se desvanece cuando el chico que te gusta te empieza a analizar además hace sus pruebas pertinentes y es que los hombres nos hacen una serie de preguntas y pruebas que creo que nosotras deberíamos de hacer también. Por ejemplo: tiene conversación, tiene la cabeza bien amueblada, te llama mucho (o lo que es lo mismo: ¿te acosa a llamadas?)   Supongo que habrá muchas más. Si superas todo eso y además estas requetebién físicamente serás la chica ideal.


Ahora que estoy gorda y en pareja , lo primero en lo que me he fijado es que como sabréis , no toda la ropa te queda bien , pero da igual lo que puedas pensar , hay millones de prendas que una se puede poner para lucir guapa, pero esa sensación de poder no la siento. Obtuve otro tipo de cosas, como respeto, confianza, cultivar mi mente, interés por lo desconocido pero siempre está la típica mujer, niña pero sobretodo abuela que suelta algo por la calle mientras paseas con tu pareja o sola. Se empeñan en normalizar la situación, en hacer que todas nos podamos vestir, pero lo más importante, creo yo, sería cambiar la mente de una misma y digo en femenino porque las que más atacan son las mujeres y no digo que no haya hombres que no ataquen pero si queremos cambiar algo con respecto al físico, deberíamos de empezar por nuestras cabecitas. Si los hombres nos lo ponen difícil, imagínate las mujeres.


Nuestras madres tuvieron estrías y sobretodo, cogieron peso después de tenernos o puede que ni apenas se notara, pero tú, eras un bebe no obstante, no dejaste de quererla por eso, nuestras madres tienen una cicatriz que les marca para siempre después de habernos dado a luz aun con todo jugaban con nosotras/os con el mejor de los mimos pero tú nunca dejaste de quererla al bañarte con ella en la bañera. Si tratáramos a los demás como tratamos a nuestros seres queridos, la gente que nos importa, tal vez, los prejuicios por estar gorda, desaparecerían. 

lunes, 5 de septiembre de 2016

¿Qué debería?

Los latidos del corazón,
 Mi cerebro, mis ojos, mis manos, mis pies, mi cuerpo en general…
 Aúlla de una forma incontrolable,
Cuando la esperanza se pierde,
Éste piensa,
Y en su cerebro como candil,
Surgirán las primeras batallas.


¿Qué es lo que debería?
¿Qué no debería?

Ahora mi cuerpo cansado,
Yace en una camilla,
Con sus males corporales,
Punzantes y otros desgarrantes,
Mi corazón retumba,
 Como si en cualquier momento
Fuera a salirse y a rebelarse.

¿Qué debería?
¿Qué no he hecho bien?

La duda resurge otra vez en mis sentidos y
Esta vez,
El candil reluce
Como luz que habré paso a lo nuevo
En medio de la noche.

¿Seré merecedora de esa paz que se está apoderando de mi ahora?

Solo puedo sentir inmensidad,
Los lazos que se unían entre lo que debería y
Lo que no ,
Desvanecen con la luz que ilumina la habitación.
Merecedora o no,
Luchare por el buen por venir.





Extrasensorial.


Solía sentarse en una cama elevada en la cual solía desarrollar sus pensamientos al son de la música que a ella tanto le gustaba. Daba igual el ruido que hubiera, su mejor aliado eran los auriculares, pero cuando de verdad quería desconectar de la vida, era cuando subía el volumen de la música y bailaba por toda la casa. Mientras, iba parando para probarse ropa, tenía un cuerpo espectacular. Las minifaldas le sentaban como guante y los tops eran su mejor arma a su temprana edad de 16 años.

Siempre había alguna vecina que se asomaba para verla bailar pero a ella no le importaba por que bajaba las persianas y seguía a su rollo.

Todo eso sucedía entre clase y clase, cuando ella tenía que irse a comer a casa después de un trayecto de media hora de ida y otra media hora para volver.

En la cocina, la comida que su madre le había preparado con esmero y que ella nunca acababa por que le gustaba bailar frente al espejo y mirarse. La música, para ella era como una inyección de dopamina, le transportaba allá donde en su mundo, todo eran alegrías.


Solía seguir las canciones, cantándolas todas con esa voz que muchas vecinas decían que era adorable. Era lo que más le gustaba , cantar hasta sacar de las entrañas todo ese dolor que había guardado del día y por increíble que pareciera, conseguía volver a clase con otra actitud, más alegre , tan jovial como ella era, con buen humor y algo bromista.

La música la hacía olvidar que “no encajaba”, aunque con el tiempo, esa conexión con la música, esa emoción que ella sentía, esa capacidad para echar fuera y ahuyentar los demonios se convertiría en algo nulo.

Cuando, en un verano del 2000 volvió a sentir la armonía de las canciones, esas sensaciones, como su cuerpo sentía desde sus oídos hasta cada centímetro de su estómago ese poder que de niña sintió. Una sensación… extrasensorial.